Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de la Alameda de Osuna rechazan el cambio de trazado del acceso a Barajas

La modificación del trazado de la carretera que conectará la vía borde de Hortaleza con el aeropuerto de Barajas ha originado la protesta de los vecinos de la Alameda de Osuna, ante el impacto de un viario que pasará ahora cerca del barrio. Los vecinos decidieron ayer adoptar medidas legales y promover una campaña de movilizaciones.

La carretera de acceso a Barajas, demandada en su día por los vecinos, es ahora rechazada a causa de su nuevo trazado. El Plan General preveía una carretera que, desde Manoteras y a través de la vía borde de Hortaleza, pasaba por el norte del Olivar de la Hinojosa, donde conectaba con los recintos feriales. A continuación, cruzaba el barrio de Corralejos y, tras pasar bajo la avenida de Logroño, se dirigía directamente, a través de un antiguo camino que atraviesa los terrenos de Aviación Civil, hacia las terminales nacional e internacional del aeropuerto de Barajas.A finales del año pasado los vecinos supieron que el trazado de este último tramo había sido alterado por la Administración, al parecer por discrepancias entre las direcciones de Aviación Civil y Aeropuertos, y por la proxímidad de la nueva carretera a los depósitos que Campsa tiene en la zona. El nuevo itinerario correrá por los terrenos de Aviación Civil paralelos a la calle de Riaño -a la que dan varios bloques de viviendas de la urbanzación Alameda- y uno de sus ramales terminará en la vía de servicio que utilizan los vecinos de la Alameda de Osuna para acceder a la carretera de Barcelona.

Según informó ayer Andrés Martínez, presidente de la Asociación Familiar Alameda de Osuna, en una asamblea a la que acudieron unas 150 personas, la Administración ha negado que el cambio de trazado obligue a modificar el Plan General.

Impacto ambiental

Los vecinos expresaron su preocupación no sólo por el impacto ambiental del trazado, sino por el bloqueo de la vía de servicio que causará la nueva carretera. Una vía que, según los vecinos, también utilizarán los camiones que desde la carretera de Burgos se dirijan al Centro de Transportes de Coslada.Los vecinos protestan también por la decisión de poner un tren de lujo que conecte el aeropuerto y los recintos feriales con Nuevos Ministerios. "Esta es una solución escaparate que no arregla nada, cuando podrían ampliar la línea 5 del Metro y dar servicio al barrio", aseguró el presidente de la asociación.

Isabel Vilallonga, portavoz de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid aseguró en la reunión que su grupo pedirá a la Agencia regional de Medio Ambiente la realización del preceptivo estudio de impacto ambiental de la nueva carretera. Vilallonga criticó la solución del tren de alta tecnología, motivada, a su juicio, por los recintos feriales y no por el aeropuerto, cuando no se ha realizado previamente un estudio de viajeros de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 1989

Más información

  • Los afectados anuncian acciones legales y movilizaciones