Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS ROLAND GARROS

Lilí Álvarez, "Me gustaría que fuera más rápida"

, Lilí Álvarez, Elia María Gonzalez-Álvarez y López Chicheri, era hasta ayer la única española que había llegado a jugar finales individuales de un gran torneo del Grand Slam (Wimbledon, Estados Unidos, Australia o Roland Garros). Perdió tres veces en Wimbledon, en 1926, 1927 y 1928, y en la primera, como ella misma confiesa, incluso pudo ganar. En Roland Garros -"en mi época era mucho menos importante", dice- jugó cuatro veces y no pasó de semifinales, pero sí ganó en dobles, con la holandesa Kea Baumann, en 1929. Sobre Arantxa, aunque está satisfecha de su éxito, señala: "Tiene un juego muy regular, muy hecho, pero me gustaría que fuera más rápida. Ya sé que cada uno tiene su estilo de juego, pero a mí me va más el de ataque, no devolver siempre desde el fondo de la pista". Ayer habló con ella y le insistió precisamente en que debía presionar más.

Lilí Álvarez, que ahora tiene 84 años, fue a los 13 campeona de tenis de Suiza. Su familia se había trasladado allí a causa de una grave enfermedad de su madre. Fuera de España, el deporte resultó para ella una moneda común. Esquí, billar, automovilismo...no sólo tenis, en el que se centró tras su viaje en 1923 a la Riviera francesa. Tres años más tarde, casi por su cuenta -la federación española sólo la inscribía- empezó su participación en Wimbledon. The señorita, simplemente, llegó a figurar en muchos carteles.

Las pistas de hierba del templo sagrado, fueron el mejor terreno para el juego agresivo y rápido de Lilí. Perdió dos finales contra la estadounidense Helen Wills, 6-2, 6-4, y 6-2, 6-3, y estuvo a punto de ganar a Kitty Godfree. Aunque perdió el primer set por 6-2, ganó el segundo por 6-4 y llegó a tener 3-1 y 40-15 a su favor en el tercero. Pero acabó cediendo por 63.

Mala suerte de Conchita

En Roland Garros perdió una semifinal en 1927, aunque no se acuerda muy bien. "La tenía que haber ganado. Hice una tontería y me costó el partido", dice. Sobre Arantxa, al no gustarle su juego defensivo, es crítica: "Está muy bien haber llegado a la final, pero lo que debe hacer es ganar más partidos importantes. Si tienes una categoría alta estarás continuamente en las finales. Lo que me extraña es que no haya llegado a semifinales la número dos, porque Steffi Graf es la uno, pero ¿quién es la dos?" Al decirle que Gabriela Sabatini, eliminada precisamente por Mary Jo Fernández, deja escapar un expresivo: "¡Uuuuyyyy!" Y añade: "La que ha tenido muy mala suerte, entonces, ha sido Conchita Martínez al encontrarse antes con Steffi Graf".

Lilí Álvarez, ex tenista, escritora, sólo ha visto el partido de ayer y ninguno de Conchita Martínez. Por eso no opina sobre quién es mejor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de junio de 1989