Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hidrocantábrico reforma sus estatutos en defensa de ataques hostiles

La junta general de accionistas de Hidroeléctrica del Cantábrico aprobó ayer, a propuesta del consejo de administración, la reforma de varios artículos de los estatutos de la sociedad.Con estas modificaciones, algunas con carácter defensivo, se aumenta el quorum requerido para la celebración de juntas generales extraordinarias por exigencia de grupos minoritarios de accionistas, se establece un período mínimo de dos años de pertenencia al consejo de administración para acceder a la presidencia de: la sociedad y se procura una mayor agilidad en la actuación de los órganos de gobierno en aquellas situaciones en las que puedan "producirse actuaciones por parte de entidades ajenas que pudieran perjudicar los intereses de la empresa o de sus accionistas, o alterar la identidad regional de la empresa", según explicó el presidente de la compañía eléctrica asturiana, Martín González del Valle.

En la reunión del consejo de administración celebrada previamente se había tomado el acuerdo de adoptar, en adelante, una política económica y financiera que perirtita mejorar la rentabilidad del accionista, bien mediante ampliaciones de capital a la par, por ampliaciones con una prima moderada o incrementando el dividendo.

En el pasado ejercicio, Hidroeléctrica del Cantábrico obtuvo unos beneficios de 5.273 millones de pesetas, 1.702 millones más que en el año anterior. La empresa repartirá un dividendo bruto del 12,5%,, que permitirá retribuir a un capital que aumentó en 8.000 millones de pesetas, al pasar de 24.758 millones a 32.786 millones de pesetas.

Martín González destacó los "favorables resultados" obtenidos por la compañía. En el último decenio, la empresa invirtió 114.500 millones de pesetas en la construcción de dos grupos técnicos y la toma de participación de un 7% en la central nuclear de Trillo como consecuencia de intercambio de activos del sector. Estas inversiones han permitido a la empresa asturiana doblar su potencia de producción, suministrar un 50% más de energía y -alcanzar una cobertura en el suministro del 90% del mercado asturiano.

La Junta facultó al consejo para adoptar una vacante en este órgano de gobierno y que será cubierta, en fecha aún por determinar, por un representante del Banco Bilbao Vizcaya, según confirmaron recientemente los presidentes de este banco y de la compañía eléctrica asturiana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1989