Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona goleó al Athlétic en tan sólo cinco minutos

Johan Cruyff asegura que ya tenía previsto el cambio de Romerito. Puede ser, puesto que él no se equivoca nunca, está en posesión de la verdad y los culpables siempre son los jugadores. Pero resulta incomprensible que, después de abroncar a su chicos y amenazarles con aumentar la lista de bajas por perder frente al Murcia, el técnico holandés se decidiera a alinear al paraguayo. La única explicación posible es el deseo de Cruyff de justificar el fichaje de Romerito, ya que a nadie le cabe en la cabeza que ayer lo probara con vistas a la próxima temporada. Dudas al margen, lo cierto es que todo lo planificado por el entrenador azulgrana le salió mal durante los primeros 45 minutos. Con Romerito en la ducha y Soler en el césped del Camp Nou, el Barga liquidó a un Athlétic gris en tan sólo cinco minutos. Ahora está a la espera de que suene la flauta del Cádiz en el Bernabéu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1989