Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gold Fields acepta finalmente ser controlada por Anglo-American

El holding luxemburgués Minorco, filial de la multinacional surafricana Anglo-American, ha logrado vencer las últimas resistencias para hacerse con el control del grupo británico Gold Fields. Los directivos de esta última compañía anunciaron anteayer en Londres su decisión de retirar la demanda interpuesta ante un tribunal de Nueva York, que mantenía bloqueada la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) más importante de las realizadas en Europa.La familia Oppenheimer, propietaria de Anglo-American y que controla también el mercado mundial de diamantes a través de la compañía De Beers, ha logrado hacerse con el 54% del capital de Gold Fields, segunda productora mundial de oro y otros minerales como plutonio, titanio y circonio. Esta OPA, lanzada el pasado mes de octubre, ha costado 700.000 millones de pesetas y permite a los Oppenheimer hacerse con el monopolio de la producción mundial de metales estratégicos.

La dirección de Gold Fields intentó en vano que el Gobierno del Reino Unido y las autoridades comunitarias impusieran el veto a la estrategia diseñada por Oppenheimer para diversificar geográficamente sus intereses. Gold Fields posee importantes explotaciones mineras en EE UU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y el Reino Unido. Una vez que el control ha pasado a manos de Minorco, los directivos de Gold Fields han tenido que retirar la demanda.

La OPA llevada a cabo por la familia Oppenheimer, aparte de marcar un récord en Europa, permite al grupo surafricano convertirse jurídicamente en europeo y ponerse al resguardo de posibles bloqueos políticos en el futuro contra sus intereses en Suráfrica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de mayo de 1989