La huelga de empleados de agentes paraliza la Bolsa de Bilbao

La Bolsa de Bilbao no pudo realizar ayer su sesión debido al paro protagonizado por los empleados de los agentes de cambio. Este colectivo, que agrupa a 80 personas, protesta por las consecuencias de la reconversión del mercado bursátil, que, en su opinión, de provocar la desaparición de sus puestos de trabajo. Los huelguistas esperan una respuesta de las administraciones central y vasca para comenzar a dialogar. De lo contrario, la huelga sería indefinida a partir del próximo lunes.

Este colectivo impidió con su paro y la concentración frente al edificio de la bolsa que se llevara a cabo la primera sesión bursátil de la semana. Los empleados ven peligrar su puesto de trabajo a partir del momento en que entre en vigor la ley de Reforma del Mercado de Valores el próximo 29 de julio, que prevé la desaparición de la figura del agente de cambio y bolsa. "No entendemos que si el Gobierno central ha creado esta situación con la reforma de la bolsa no nos busque una solución", decían ayer los protagonistas de la medida de protesta.Por su parte, la quincena de agentes de Bilbao ignoran de momento si fichará por alguna de las sociedades que se formen o, por el contrario, se acogerán a la posibilidad de convertirse en corredores de comercio. Los empleados de los agentes reconocen que su futuro no depende de los agentes. "Si ellos desaparecen como tales sólo pueden indemnizarnos y despedirnos". Ante la, posibilidad de recolocarse en las futuras sociedades que se crearán en el mercado de valores bilbaíno los empleados afectados aseguran no saber nada. "No hemos tenido ningún tipo de contacto con sus promotores y la verdad es que no sabemos de ninguna que hasta la fecha se vaya a constituir aquí".

Ante la próxima entrada en vigor de la ley por la que se reforma el mercado de valores -en principio prevista para el 29 de julio- los empleados de los agentes reclaman medidas como jubilaciones anticipadas, alargamiento del período de percepción de desempleo y creación de fondos de empleo, semejantes a las que se han puesto en marcha en los procesos de reconversión industrial. El coste de estas pro puestas, según los cálculos de los propios empleados, sería de unos 500 millones de pesetas en los próximos cinco años.

Estas reivindicaciones han sido presentadas ante el Gobierno vasco y central y, si no son atendidas, los empleados de los agentes han manifestado que el próximo día 15 empezarán una huelga indefinida.

En la Bolsa de Madrid, los empleadjos de los agentes han decidido celebrar una votación el próximo jueves para decidir si también convocan movilizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de mayo de 1989.

Lo más visto en...

Top 50