Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal de Nueva York bloquea la mayor OPA realizada en la CE

La compañía surafricana AngloAmerican, a través del holding Minorco, radicado en Luxemburgo, ha logrado hacerse con el 55% de las acciones de la británica Gold Fields Corporation y a la vez con el monopolio de la producción de oro, platino y otros minerales estratégicos. Esta operación, que ha ascendido a 700.000 millones de pesetas, es la mayor oferta pública de adquisición de acciones (OPA) realizada en Europa. Aunque logró superar los problemas de Estado planteados en el Reino Unido, ahora se encuentra bloqueada en un tribunal de Nueva York, sometida a las leyes antitrust.La historia de la OPA lanzada por la compañía surafricana Anglo-American contra la británica Gold Ficels Corporation comenzó hace siete meses, a principios de octubre de 1988. Contra este intento, los directivos del grupo británico plantearon todo tipo de recursos defensivos. El tema se convirtió en asunto de Estado en el Reino Unido, y los eurodiputados británicos y el lobby antiapartheid se unieron para plantear sus quejas ante el Parlamento Europeo y la Comisión de la CE.

Anglo-American venció todas las resistencias porque la operación fue llevada a cabo por un holding de su propiedad, Minorco, radicado en Luxemburgo y, por tanto, europeo. También porque desencadenó el ataque cuando ya disponía de un 29% de las acciones de la compañía codiciada. Aun así tuvo que subir su oferta de 580.000 millones de pesetas a los 700.000 millones finalmente pagados.

La familia Oppenheimer

De esta forma, la célebre familia Oppenheimer, propietaria de Anglo-American, lo mismo que de la sociedad De Beers, que controla más del 80% del comercio de diamantes, se ha hecho con el dominio de las dos principales productoras mundiales de metales estratégicos. Tras esta operación, Anglo-American ha pasado a controlar del 20% al 32% de la producción mundial de oro, del 54% al 64%% del platino, del 29% al 54% del titanio y del 26% al 67% del circonio.Los recursos legales emprendidos en Europa no pudieron frenar la expansión de los Oppenheimer ni impedir su estrategia de diversificación geográfica ante los problemas políticos de Suráfrica. Ambas compañías tienen fuertes intereses, aparte de en ese país, en EE UU, Australia, Canadá y el Reino Unido. Gold Fields, además de segundona mundial en la extracción de minerales estratégicos, es la principal productora estadounidense de carbón.

La batalla emprendida por Rudolph Agnew, presidente de Gold Fields, aunque fracasó en Europa, encontró eco ante un tribunal de Nueva York, amparada en la demanda antimonopolio planteada a través de New Mont, una de las filiales norteamericanas del grupo. Hasta el momento, a Minorco y Angloamerican no les ha servido su promesa de desprenderse de las filiales estadounidenses para verse libres de la legislación antitrust.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de mayo de 1989