Suárez trata de recuperar la moral de los jugadores del Madrid para el partido de Irlanda

JOSÉ DAMIÁN GONZÁLEZ, Luis Suárez, el seleccionador nacional, se ha trazado como objetivo prioritario recuperar la moral de los jugadores del Real Madrid para el partido del próximo miércoles en Irlanda, en el que España podría clasificarse ya para el Mundial de Italia 90: "Voy a hablar con los madridistas, aunque conmigo la quinta del Buitre no se ha arrugado nunca". Y Butragueño, capitán de la selección, afirmó que está "decepcionado, como todos, pero tranquilo". Dijo que nunca será "el líder del Madrid", y sentenció: "Es cierto que se ha perdido la magia del Bernabéu en la Copa de Europa".

La selección comenzó ayer en Madrid su trabajo con vistas al choque de Irlanda y la atención de todo el mundo, en especial la de Suárez, pareció centrada en levantar el ánimo de los madridistas. "Conmigo, la quinta del Buitre nunca se ha arrugado. Lo que pediría a todos es que tratasen de olvidar al Milán y se centraran en Irlanda", se apresuró a decir el seleccionador.La llegada al hotel de la concentración contribuyó a aclarar las primeras posiciones psicológicas de los inadridistas más afectados por las críticas. Así, Martín Vázquez llegó acompañado de su padre. Butragueño lo hizo en su automóvil y afirmaba sentirse "decepcionado, como todos, pero tranquilo". Sanchis se bajó de un taxi con sus dudas acerca de si esta generación podrá encontrar un líder. Y Michel apareció conduciendo un utilitario con su amigo Ochotorena al lado, el ex guardameta madridista, actualmente en el Valencia, a quien el centrocampista siempre ha catalogado como uno de los mejores de España, calificando como un error su marcha del Madrid. Michel volvió a hacer honor al calificativo de Agonías con el que se le conoce: sigue sin querer realizar declaraciones "en profundidad", como ya ocurrió en el aeropuerto de Barajas al regreso de Milán.

Cuestión de galones

Pese a las llamadas al olvido de Suárez, resultó inevitable abordar el tema de moda. Así, Butragueño afirmó: "En fútbol, a veces un equipo se muestra superior a otro y hay que aceptarlo". Y a la pregunta de cómo podía explicarse que él mismo y el propio Michel asumiesen en la selección papeles estelares, incluso en el funcionarniento extradeportivo del grupo, mientras que en el Madrid parecen haber asumido con resignación su condición de teloneros a la sombra de los galones de otros, señaló: "Camacho, que es un jugador importantísimo en nuestro vestuario, no era líder a los 25 años. Todo es cuestión de tiempo. Sí, aquí, en la selección, yo soy el capitán, pero porque soy el más veterano en número de partidos. Sinceramente, creo que yo no voy a ser nunca el líder del Madrid".

Butragueño afirmó también: "Se ha perdido la magia del Bernabéu en la Copa de Europa, esa psicosis de equipo invencible que despertábamos en los rivales, aunque también antes sufríamos fuertes goleadas fuera más veces". Y opinó así sobre la situación en la que se ha colocado al entrenador, Leo Beenhakker, que dos meses antes del final de la temporada ya sabe que no va a continuar: "Muchos siguen tratando de ver unas malas relaciones entre Beenhakker y yo y no es así. Lo que no sé es si él ha tomado personalmente esa decisión o ha sido cosa del presidente, Ramón Mendoza. Sí ha sido esto último, supongo que Beenhakker estará sufriendo. Como persona, a mí no me gusta que nadie lo pase mal. Como profesional, yo sólo soy un futbolista más de la plantilla y, si esta decisión la ha tomado el presidente, será porque cree que es lo mejor para el club".

Los jugadores concentrados por Suárez son Zubizarreta y Ochotorena, porteros; Chendo, Quique, Górriz, Sanchis, Hierro, Serna y Jiménez, defensas; Michel, Roberto, Martín Vázquez y Eusebio, centrocampístas, y Butragueño, Julio Salinas y Manolo, delanteros.

La novedad en Irlanda es que el delantero Aldridge, del Liverpool, se ha negado ajugar, impresionado aún por la tragedia de Sheffield. Sus compañeros de equipo Houghton, Whelan y Taunton han comunicado que sí lo harán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de abril de 1989.

Lo más visto en...

Top 50