'Estrenos TV' ofrece hoy el filme televisivo en el que debutó Liza Minnelli

Tiempo para vivir (A time to live) fue el debú en el género del largometraje televisivo -que no en el medio- de Liza Minnelli, y una ocasión de lucimiento para sus recursos dramáticos, al frente del papel -prácticamente el único que existe en la película- de la madre de un niño afectado por una enfermedad degenerativa. La historia cuenta con una base real, el libro Cuidados intensivos, de Mary-Lou Weisman, en el que ésta narra el proceso de la enfermedad de su hijo, una distrofia muscular diagnosticada a los dos años y su lucha denodada contra su progresivo deterioro físico.

La producción de ITC, dirigida por Rick Wallace en 1985 (y rodada enteramente en Montreal), no es sino otro episodio de la abultada casuística -en buena parte emitida por Estrenos TV- en torno a personas con algún tipo de minusvalía o trastorno físico que está teniendo estos últimos años un especial protagonismo en esta categoría de programas y que constituye ya un subgénero.En la historia de la televisión hay un minusválido célebre, Ironside, que llegó a ostentar un primer papel, pero no hay muchos más casos parecidos en el star system televisivo, sobre todo si se trata de producción seriada. Pero últimamente, la presencia de este tipo de personajes es más frecuente.

Ciñéndonos al medio televisivo (en la pantalla grande, Dustin Hoffman está recogiendo, un asombroso éxito interpretando a un autista en Rain man), hay un caso especialmente notorio, el de Benny en la serie La ley de Los Ángeles, un deficiente mental que trabaja para la firma de abogados. La excelente recreación de este dificil personaje, que está tratado por el equipo de guionistas que dirige Steven Blochco con inteligencia y ausencia de paternalismo, (véase el episodio en que Benny se averguenza de una amiga, también deficiente, porque es algo menos espabilada que él), por Larry Drake, hizo merecedor a este actor de un emmy como mejor actor secundario. Un trabajo, el de Drake, que ha vuelto a ser premiado por el 10 Media Access Awards, que distingue las producciones de cine, televisión, radio, teatro y prensa que han retratado con sensibilidad a personas con algún tipo de minusvalía. El acto, que tuvo lugar el pasado 22 de enero en California, fue presentado por Marlee Matlin, la actriz sordomuda protagonista de Hijos de un dios menor.

La serie de la CBS Wiseguy, que incluye entre sus personajes a un paralítico, y el serial General Hospital obtuvieron los máximos galardones en sus respectivas categorías. Otros premios fueron entregados a una comedia que pronto estará en nuestras pantallas, Throb (el episodio Good vibrations); a la miniserie de la CBS Kids like these, y a la producción de televisión pública Superfest: A celebration to ability. Una distinción especial le fue concedida al Silent Network, la única cadena dedicada a sordomudos.

Tiempo para vivir se emite hoy por TVE-1 a las 16.00.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS