La amenaza de los bancos centrales sujeta el dólar

La cotización del dólar tendía ayer a la baja con un moderado volumen de operaciones reflejando la indecisión de los operadores que aguardan nuevos datos para intentar predecir la futura tendencia.Las incertidumbres respecto a la posible intervención de los bancos centrales continuaron dejándose sentir en el mercado, limitando las ocasionales alzas de la divisa norteamericana.

No obstante, los altos tipos de interés norteamericanos junto a la especulación existente de que la Reserva Federal pudiera proceder a un endurecimiento de su política, impedían, asimismo, cualquier baja.

El Greenback abrió la sesión en Estados Unidos a 1,8695 marcos y 129,25 yenes en comparación con 1,8710 y 129,35 del pasado lunes.

A pesar de todo, los operadores continúan viendo con optimismo la posibilidad de un alza del dólar a niveles de 1,90 marcos, sobre todo si el FED decide elevar los tipos tras la reunión del martes y el miércoles.

Los mercados de bonos del Tesoro también continúan a la baja, en anticipación a la subasta de 9,150 millones de dólares en emisiones a tres años. Parece ser que la demanda por este tipo de papel está siendo escasa, con lo que el Tesoro podría verse obligado a emitir a precios inferiores. La debilidad se extiende a las emisiones a 30 años cuyas rentabilidades subieron hasta 8,87%.

En Wall Street, sin embargo, la bolsa subía, con un alza a media sesión de 28 puntos, que finalmente se quedaron en 26,07, cerrando el Dow Jones a 2.347,14, nuevo récord desde el crash del 19 de octubre de 1987.

La Bolsa de Londres, por su parte, recuperaba las pérdidas del lunes, y al cierre el índice 100 Financial Times arrojaba ganancias de 23 puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de febrero de 1989.

Lo más visto en...

Top 50