GENTE

Franz Schoenhuber,

ex miembro de las SS nazis y líder del grupo ultraderechista alemán Los Republicanos, va a tener que buscarse nuevos lares para pasar sus veraneos. Centenares de turcos se manifestaron ante su chalé en la ciudad turca de Bodrum, junto al mar Egeo, en contra de las arengas antiturcas y xenófobas del líder derechista, cuyo éxito en las elecciones de Berlín Oeste el pasado domingo ha conmocionado a la opinión pública de la RFA. El alcalde de la ciudad, Cevat Bilkic, ha declarado persona no grata a Schoenhuber. Su confortable casa con piscina y cancha de tenis en Bodrum es donde, según manifestaciones propias, le gusta disfrutar de los turcos a Schoenhuber. En la RFA no quiere ni verlos y solicita su expulsión. Desde el domingo existe reciprocidad en el trato entre Schoenhuber y la población turca.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS