Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Furgón de cola

En el grupo eléctrico, el furgón de cola, compuesto por las compañías catalanas privadas, logró sostener los cambios mientras el resto del sector celebraba de forma desigual el marco tarifario previsto para el 89. Fenosa, Iberduero y Enher salvaron la cara con un repunte nada desdeñable y Sevillana vivió casi la euforia con un buen pellizco en posición dinero a la hora del cierre. Desde luego la animación hizo acto de presencia por primera vez desde el comienzo del año. El factor subjetivo pudo más que la inercia del mercado y los primeros en levantar el vuelo fueron, por supuesto, los valores del grupo cementero y constructor. En los cierres, los bancos comerciales atraían la demanda, lo cual es buen síntoma si se solidifica en el refugio eléctrico parte de la inversión latente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de enero de 1989