El Joventut pudo en la segunda parte a un rival sin 'pívots'

99 Ram Joventut: 36 canastas de 70 intentos (6 de 12 triples). 21 de 25 tiros libres. 42 rebotes (12 en ataque). 20 faltas personales. Anotadores: Montero, 15 (5 de 8); Margali, 5 (2 de 5); Villacampa, 31 (12 de 20); Jolinson, 23 (7 de 14); Jones, 9 (4 de 11); R. Jofresa, 8 (3 de 5); Ruf, 6 (3 de 5); Pardo, 2 (0 de 2).94 Real Madrid: 35 canastas de 74 intentos (7 triples de 19). 17 de 19 tiros libres. 27 rebotes (7 en ataque). 20 faltas personales. Descalificado: Rogers (m. 32). Anotadores: Llorente, 5 (2 de 5); Petrovic, 42 (13 de 28); Biriukov, 20 (8 de 12); Rogers, 6 (3 de 9); Cargol, 19 (9 de 18); Villalobos, 2 (0 de l); Pérez, 0 (0 de l).

Árbitros: Mitjana y Redondo.

El Joventut logró una apurada victoria en un partido en el que no fue consciente de sus posibilidades hasta los instantes finales. El Real Madrid se presentó sin pívots y con sólo seis jugadores seniors. Aún así, La Penya no se adelantó hasta el minuto 30 de partido. Fue en ese instante cuando Julbe y los suyos se dieron cuenta de que lo que había que jugar eran balones interiores. 0 a lo mejor fue que Johnson decidió que el líder de este equipo es él por encima de otras opiniones.

La vuelta del lesionado Reginald Johnson ha cortado la racha negativa del Ram Joventut. Anoche capturó los rebotes decisivos, aportó la tranquilidad suficiente a sus inquietos compañeros del juego exterior y por encima de todo hizo lo más difícil: anotar un triple cuando faltaban 10 segundos y se acababa la posesión del Joventut. Aquella última pelota que quemaba en las manos de los jugadores verdinegros sólo podía ser jugada por el líder del equipo.El Real Madrid siempre tuvo su oportunidad para ganar el partido, a pesar de que todos los predicamentos estaban en su contra. Mientras Petrovic anotaba con asiduidad y Biriukov y Cargol veían aro con facilidad todo fue de cara. No se notaban las ausencias de Romay y los hermanos Martín, que era tanto como decir la ausencia de rebote.Fernando se había quedado en el hotel aquejado de gripe. De esta forma en el descanso los de Lolo Sáinz ganaban 46-54 y habían ido siempre por delante.

Las cosas variaron más por los errores en el tiro de los blancos, (especialmente de Petrovic, en la reanudación que por la reacción verdinegra. Después, tras un empujón y codazo de Ruf a Rogers, éste le atenazó por el cuello y fue expulsado. Cinco puntos de Villacampa adelantaron a Joventut (72-67) y el Madrid, sólo con Petrovic, ya no pudo salvar la desventaja del rebote. Incluso en la jugada final. Parecía que el Joventut iba a perder el balón y quizá el partido pero Johnson sentenció.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS