AJEDREZ

Desventaja de la Unión Soviética frente al resto del mundo

La selección de la URSS de ajedrez pierde por 5,5 a 10,5 puntos frente a la del Resto del Mundo tras las dos primeras rondas de las ocho previstas en el encuentro organizado por la Comunidad Autónoma de Madrid en el teatro del recinto ferial de la Casa de Campo. Miguel Illescas logró dos victorias en partidas brillantes frente a Mijail Gurevich y Lev Psajis. La jornada de hoy comenzará a las 15.30 horas.

La actuación del gran maestro español y el empate cedido por el campeón del mundo, Gari Kasparov, en la primera ronda contra el cubano Jesús Nogueiras desequilibraron el marcador y los pronósticos. La derrota parcial de la URSS fue recibida con gestos de júbilo por Petra Leuwerik, compañera sentimental del disidente Víctor Korchnoi y más antisoviética que él.

El encuentro se juega en la espectacular modalidad de 25 minutos por jugador y partida. Los tableros están electrónicamente conectados a 16 pantallas de televisión que reproducen cada jugada instantáneamente. Para que el público no tenga que dispersar su atención en exceso, los organizadores han dispuesto que cada ronda se celebre en dos tandas de cuatro partidas.

En la segunda ronda, Kasparov ganó rápidamente al británico Johnatan Speelman, semifinalista del torneo de candidatos, y se sentó entre el público con cara de preocupación para ver a sus compañeros. Antes, al final de la primera ronda, Kasparov exclamó un "¡uf!" de alivio antes de felicitar a Sergei Dolmatov cuando este logró la única victoria soviética hasta ese momento.

Illescas valoró así su éxito: "Mi mal juego en la primera parte de la Olimpiada de Salánica me bajó un poco la moral, pero, a mi regreso, gané un torneo en Las Palmas manteniéndome invicto. Después de lo de hoy, creo que ya soy el de siempre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de diciembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50