Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los accionistas aprueban la fusión entre Banca Catalana y Mas Sardà

Las juntas de accionistas de Banca Catalana y Banca Mas Sardà celebradas ayer acordaron por unanimidad aprobar la fusión de las dos entidades. El accionista mayoritario de ambas firmas es el Banco Bilbao Vizcaya (BBV). Tras la junta, Alfredo Sáenz quedó ratificado como presidente de la nueva entidad, que responderá a la marca Banca Catalana. La fusión es en realidad una absorción de Mas Sardá por Catalana.Banca Catalana procederá a una ampliación de capital de 5.966 millones de pesetas nominales, que, al valor contable, representan una prima de emisión de 1.085 millones de pesetas. La suma de ambas cantidades equivale al valor neto patrimonial de la Banca Mas Sardá, mientras que el valor patrimonial de Banca Catalana se ha cifrado en un total de 40.410 millones de pesetas.

El patrimonio de Mas Sardá se traspasa en bloque a Banca Catalana, que se subroga todos los derechos y obligaciones de aquélla. La fusión de las dos entidades genera unas plusvalías valoradas por Sáenz en 11.000 millones de pesetas.

Canje de acciones

La relación de canjes entre Banca Catalana y Mas Sardá se establece en 755 pesetas nominales de la segunda por cada 1.000 pesetas de la primera.Banca Mas Sardá cuenta con un total de 55 oficinas, 21 de ellas en la ciudad de Barcelona, donde Banca Catalana era hasta ahora deficitaria. La nueva entidad bancaria, con voluntad de actuación en el territorio catalán fundamentalmente, queda corno la segunda marca del Banco Bilbao Vizcaya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 1988