Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'doping' de Johnson no se habría detectado en Los Ángeles 84

El positivo del atleta canadiense Ben Johnson en los Juegos Olímpicos de Seúl fue detectado por un nuevo sistema de control antidoping, extremadamente sensible. Si las técnicas utilizadas hubiesen sido las mismas de Los Ángeles 84, no se habría podido detectar en su orina el estanozolol, un esteroide anabolizante."El estanozolol tenía la reputación de no poder ser detectado", dijo el doctor canadiense Robert Dugal, uno de los responsables médicos del Comité Olímpico Internacional (COI). "Muchos atletas lo tomaban durante la fase de entrenamiento y abandonaban su uso semanas antes de la competición". El nuevo sistema permite detectar restos de estanozolol hasta cuatro semanas después de su ingestión.

El sistema utilizado en

Seúl 88 era mucho mejor que el de Los Ángeles, pero ya se venía usando en otro tipo de competiciones desde 1985. Dugal, por ejemplo, dijo que Johnson había sido sometido a esas técnicas de control cinco veces, la última en el pasado mes de enero, sin que en ninguna de ellas se le detectase el estanozolol. Desmentido

Mientras tanto, refugiado en su casa de Toronto, Johnson reafirmó su inocencia: "Nunca tomé a sabiendas drogas ilegales. Nunca avergonzaría así a mi familia, a mis amigos, a mi país y a todos los que me quieren". "Me entrené durante 13 años para los Juegos y todo ese duro trabajo se vino abajo en un segundo, añadió en una conferencia de prensa a la que se prestó después de que horas antes hubiese sido multado por conducir a excesiva velocidad su coche Ferrari Testarosa cuando pretendía escapar del acoso de los periodistas.

Por otra parte, su abogado, Ed Futerman negó la veracidad de unas declaraciones que el semanario alemán occidental Stern ha publicado atribuyéndoselas a Johnson. "Estoy acabado y no volveré a competir nunca más en los 100 metros", habría manifestado Johnson a esa revista. Pero Futerman afirma que esa entrevista nunca se ha producido. Stern le había ofrecido medio millón de dólares (unos 60 millones de pesetas) por la exclusiva. Johnson, sin embargo, rechazó la proposición para reservar sus declaraciones a un periódico de su país, como luego se demostró.

De momento, los proyectos de Johnson parecen inciertos. Antes de tomar una decisión ' expresó su intención de "arreglar este asunto" y tomarse unas vacaciones de tres meses en Jamaica. Por si determinase abandonar el atletismo, tiene propuestas del fútbol americano.

Finalmente, Charlie Francis, el entrenador de Ben Johnson, insistió ayer en la tesis de que alguien había manipulado la orina del atleta para que diese positivo. "El resultado del control desafía a toda la lógica", dijo Francis. "En mi opinión, sólo puede explicarse por una deliberada manipulación de la orina durante el proceso del control antidoping". Francis se había mantenido en silencio desde el día en que se anunció el positivo de Johnson, que no quiere ver a su médico, Mario Astaphan, ni a su fisioterapeuta, Waldemar Matuszenski.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de octubre de 1988

Más información

  • El atleta, multado por exceso de velocidad cuando escapaba con su coche del acoso de los periodistas