Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfonso Escámez y Mario Conde compartirán la presidencia del nuevo BECC en los próximos tres años

Alfonso Escámez y Mario, Conde compartirán la presidencia del nuevo Banco Español Central de Crédito (BECC) en los próximos tres años, al tiempo que asumirán conjuntamente las funciones de consejeros delegados de la nueva entidad bancaria. Mientras, las juntas de accionistas para la fusión de los bancos Central y Banesto se celebrarán el día 15 de octubre, en lugar del día 1 del mismo mes, como estaba inicialmente previsto.

El Consejo de Administración del Banco Español Central de Crédito (BECC) celebra hoy una reunión que estaba prevista para el 27 de agosto, pero que finalmente fue aplazada. En ella se anunciará el retrase en dos semanas de la celebración de las juntas. La razón formal de este aplazamiento se debe a la ausencia del gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, en los días en que la autoridad monetaria debería estudiar el proceso final de la fusión.El consejo del Banco de España podría dar el visto bueno de la operación sin la presencia de Rubio, pero se considera que el tema tiene tanta importancia que es conveniente su presencia. Otras fuentes señalan, sin embargo, que el retraso se debe a que no están cerrados todos los temas entre los dos bancos y que las discusiones sobre valoración, e incluso sobre el reparto de poder, hayan obligado a tomar la decisión de aplazar las juntas.

Los responsables de los dos bancos han cerrado recientemente las conversaciones con el Banco de España sobre las plusvalías que se pensaban aflorar, así como algunos ajustes necesarios y el destino de dichas plusvalías. Los 160.000 millones de pesetas nuevos se destinarán a reservas, con lo que los recursos propios del nuevo banco se situarán en unos 530.000 millones.

Cartera de valores

La cartera de valores de los bancos ha sido calculada a un precio intermedio entre el que se tenía en libros y los precios del mercado actuales, mientras que el valor de los inmuebles se ha establecido en un 20% inferior al del mercado actualmente. "Estos cálculos",, señalaron fuentes cercanas a la operación, "han sido aceptados plenamente por el Banco de España". Fuentes de la Administración señalaron, sin embargo, que "no se ha presentado todavía el documento final y, por tanto, no existe una aprobación formal del misino". Lo cierto es que en los últimos días las reuniones entre los responsables de los dos bancos y los expertos del Banco de España han sido bastante numerosas.

El modelo de fusión elegido por los responsables de los dos bancos es "el de fusión pura y simple, abandonando los otros dos modelos que se habían presentado como posibles", añadieron fuentes de los dos bancos, que, al tiempo, señalaron que "se ha facilitado toda la información necesaria a los miembros del consejo de administración del holding para que puedan estudiarla suficientemente antes de su aprobación formal".

Representantes de Cartera Central, principal accionista del Banco Central y que además tiene un paquete de al menos el 1,8% de Banesto, estuvieron ayer todo el día estudiando dicha documentación para tomar una posición ante la reunión que se tiene previsto celebrar en la jornada de hoy. Fuentes de Cartera Central señalaron: "Estamos en una posición de meros propietarios, sin mezclarnos en nada que afecte a la gestión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1988

Más información

  • Los bancos Central y Banesto deciden retrasar sus juntas generales de fusión hasta el 15 de octubre