Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer asesina a una vidente con un mazo de almirez

María Blanca Suárez González, de 69 años, viuda de un jefe militar, fue asesinada a media tarde de ayer en su domicilio del cuarto piso de la calle Abtao, número 44, cerca del parque del Retiro. Según las primeras impresiones policiales, el móvil del homicidio fue el robo y su autoría se imputa a una mujer de unos 40 años que huyó llevándose una pistola, según testigos presenciales. Los vecinos aseguran que la víctima recibía visitas de mujeres que se entrevistaban con ella para que les adivinara el porvenir mediante los posos de café.Sobre las 5.30 de la tarde, un vecino de la cuarta planta del inmueble escuchó gritos y ruidos procedentes del apartamento número 10. Al asomarse, al descansillo, vio a una mujer corpulenta que abandonaba el domicilio de la fallecida con una pistola en la mano.

El vecino corrió a la portería y avisó al conserje, Antonio, el cual descubrió a María Blanca Suárez, vestida y caída en la bañera de su casa, con la cabeza destrozada por un golpe. La policía determinó posteriormente que la víctima falleció al ser golpeada con un mazo de almirez de bronce.

La vivienda presentaba señales de haber sido registrada por la autora del homicidio, quien posiblemente se apoderó de joyas, dinero y una pistola que probablemente perteneció al esposo de María Blanca.

La víctima era de ideología ultraderechista, según algunos vecinos, que aseguran que mantenían amistad con ella. Convivía tan sólo con una perra, solía ir a jugar al bingo del hotel Claridge, en la cercana plaza del Conde de Casal, donde se cree que pudo trabar relación con la mujer que ayer dio muerte.

Los investigadores sospechan que la asesina y la viuda eran conocidas, ya que la puerta no estaba forzada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de agosto de 1988