La alegría de los Nakachian

La niña Melodie Nakachian recibió en París con "un salto de alegría" la noticia de la detención de dos de los presuntos autores de su secuestro (Jean Louis Camerini y Alain Coelier), según un portavoz de la familia en su domicilio de la localidad malagueña de Estepona.Melodie y sus padres, el multimillonario libanés Raymond Nakachian y la cantante coreana Kimera, se enteraron de la detención por la Prensa en su residencia parisina. El próximo lunes volverán a su residencia de Estepona, donde se vivió la angustia del secuestro de su hija, de 5 años, que se produjo el pasado 9 de noviembre y quedó resuelto, once días después, tras una espectacular operación de los geos, en la que fueron detenidos cinco miembros de la banda.

Más información

Los padres de Melodie nunca habían perdido la esperanza "de que se cogiera a todos los implicados" y, de hecho, habían contratado a detectives privados para que investigaran el paredero de los dos huídos en la operación policial. Sin embargo, la detención de los presuntos responsables del secuestro ha cogido "por sorpresa" a la familia Nakachian, que no estaba al corriente de las pesquisas policiales. Según el citado portavoz de la familia, Raymond Nakachian se ha mostrado "enormemente satisfecho porque así se dejan las cosas claras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de agosto de 1988.

Lo más visto en...

Top 50