Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DÍA DESPUÉS

División entre la Prensa francesa al valorar el triunfo del español

La victoria de Pedro Delgado en el Tour recibió elogios de la mayoría de la Prensa francesa, aunque algunos periódicos cargan más las tintas en las sombras del presunto doping que en el dominio absoluto del español sobre sus adversarios.Aunque el diario deportivo L'Equipe titula su primera página con un seco 'Delgado, punto final' e incluye una foto del pelotón en lugar de la del vencedor, en páginas interiores destaca en grandes caracteres que Delgado es "el nuevo rey de España". L'Equipe reconoce que el segoviano "pese al asunto del doping tenía la carrera ganada desde las cumbres de Los Alpes". Añade que los Campos Elíseos estaban abarrotados y "decorados con los colores sangre y oro de la bandera española para homenajear a Pedro Delgado, que ha dominado el Tour por completo".

Bernard Hinault se refiere en un artículo a que "la clara y espectacular supremacía de Delgado ha hecho explotar el pelotón y ha derrumbado la jerarquía de los favoritos". Otro comentario incluido en L'Equipe se titula Pericolossal! y relata el ambiente festivo que se vivió en Segovia con el triunfo de su corredor.

El rotativo recoge también una entrevista con el director general del Tour, Jean-Plerre Courcol, en la que afirma que las incidencias de esta edición no perjudican el prestigio de la prueba. En el artículo El pequeño Tour de Francia se insiste en que "debería ser el Tour de los franceses, pero Bernard, Mottet y Fignon ni siquiera han visto París", y añade que es "uno de los peores balances desde la guerra".

Positivo o negativo

Le Quotidien se pregunta si había algún francés en el pelotón y señala que "positivo o negativo, Delgado fue el mejor, en un Tour en que los franceses Fignon, Mottet y Bernard, que partían como favoritos, abandonaron en la vuelta a Francia más rápida de su historia". Y concluye: "Delgado no ha ganado por casualidad".

Le Figaro reconoce los méritos de Delgado, pero no se resiste a hacer un juego de palabras: "Balance más negativo que positivo".

Según L'Humanité, Delgado dominó claramente el Tour tras la etapa de Villard de Lans. Califica de "inconcebible e hipócrita" el escándalo del doping, pero asegura que "el sensacionalismo y el escándalo" no han ensombrecido su victoria.

Libération escribe que "el español, con rostro de ángel, ha vencido a sus pares con maestría". Sobre el doping, afirma que "el ciclismo es demasiado duro y violento para ser dejado a la apreciación de los moralistas". Añade que "Delgado tuvo la virtud de dar una estocada en el puerto del Glandon, un puñetazo en la contra reloj de Villars de Lans y sobrevoló las cumbres de Luz Ardiden". Concluye el diario parisino: "Bernard, Hampsten, Fignon, Herrera, perdieron el tren en el Tour más rápido de su historia, un tren de infierno conducido por el segoviano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de julio de 1988