Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Delgado superó a casi todos sus rivales en la primera contra reloj del Tour

JUAN MORA, ENVIADO ESPECIAL, Pedro Delgado recuperó ayer la suerte que perdió el jueves en el corte que hubo y su posterior caída. Se despertó ya con la noticia de que los jueces le habían quitado 36 segundos en la general, tras la protesta de su equipo, el Reynolds, porque él realmente llegó en un grupo anterior. El cambio de bicicleta con su compañero Luquin fue la causa de la confusión. Y luego, ante la contrareloj individual, corrió con un tiempo meteorológico bueno, al revés que sus principales rivales. Con ello y su mejora en la especialidad, los superó a todos, menos a Bernard, que sólo le sacó cuatro segundos.

Delgado hizo una marca excelente porque, en igualdad de condiciones climatológicas perdió sólo 55 segundos con Rominger, uno de los mejores especialistas. Luego las inclemencias del tiempo permitieron que Bemard sólo sacara 4 segundos a Delgado, y éste a su vez, 28 segundos a Breukink 38 a Kelly, 47 a Fignon, 1.02 minutos a Zimmermann y 1.20 a Hampsten.Delgado salió ayer con la moral intacta pese al tropiezo de la víspera. La diferencia no era decisiva, y superado el escollo de ayer se habrían salvado, como decía Echevarri, u director, "lo que sí es auténticamente importante, 90 kilómetros de contra reloj". Delgado se empleó a fondo en los primeros 35 kilómetros, moviendo un 53-13, "el 53-12 hubiera sido demasiado", y luego su técnica y habilidad para trazar las curvas se encargaron del resto Cuando llegó a la meta su tiempo era de 1.04.40 horas en los 52 kilómetros del recorrido. Miró el panel, vio el 1.03.45 de Rominger y dijo: "Estoy muy satisfecho".

Referencia

Rominger era la referencia válida para Delgado. Perder menos de un minuto ante un auténtico especialista le conformaba porque eso suponía que ante los que considera sus rivales del Tour no podría perder mucho más. Todavía no eran las tres de la tarde y el cielo nublado presagiaba tormenta. "Yo ya he llegado, y me he encontrado buen tiempo durante el recorrido, porque el viento pegaba, por atrás al principio y la carretera estaba seca. Como los que vengan detrás se encuentren lluvia van a tener unos kilómetros finales muy peligrosos".

Quedaban todavía más de dos horas para que llegaran los Bernard, Kelly, Breukink y Mottet. Y cada vez el cielo estaba más negro. En esa espera se pudo ir comprobando que Delgado había hecho, independientemente de la climatología, una excelente marca. Porque Zimmermann, con un tiempo similar, quedaba a 1.02 minutos, y Blanco Villar, uno de los especialistas españoles por excelencia, a 16 segundos. Hampsten, que había corrido pegado -a Delgado, había hecho 1.20 minutos más. Estaba claro que la mentalización de Delgado para esta contra reloj había sido muy buena. Había salido adisputar y su crono permanecía como un reto a batir.

El corte del jueves no le afectó en su moral porque el propio Delgado está convencido de que este Tour le está saliendo muy bien: "No he tenido ningún problema hasta ahora, menos el jueves, que se juntó todo en contra, la escapada, la caída y los segundos que en un principio me cayeron de más, pero las cosas no pueden salir siempre mal. El lunes hicimos una gran contra reloj por equipos, y después yo me siento muy satisfecho de la individual. Ahora sólo me queda esperar la batalla en la montaña, avanzar puestos en la general y mejorar la clasificación del año pasado".

Delgado sigue, por tanto, pensando en ganar este Tour. Y sus aspiraciones se reafirman cuando ayer, además de marchar bien, Breukink, Kelly, Bernard y Mottet se encontraron con que, a la hora de salir ellos, la suerte se había ido. La tormenta que amenazaba cambió los vientos y todo fueron dificultades, especialmente al final del recorrido.

Ahora Delgado ya se asoma a la clasificación general. La contra reloj puso ayer a cada uno en su sitio, porque, además, de los primeros puestos desaparecieron todos los gregarios, que ayer se tomaron el recorrido como un entrenamiento. Sólo se echa en falta a otros líderes españoles, pero Lejarreta anda con problemas en su mano operada y Pino se hundió ayer. No puso excusas: "A los 10 kilómetros ya vi que no marchaba bien. No tengo disculpas. El tiempo que he perdido sí que me preocupa ya. Sólo me cabe la esperanza de que queda mucho Tour".

Clasificaciones: Etapa: 1. Yates (Fagor), 1.03.22. 2. Visentini (Carrera), a 14 segundos. 3. Rominger (Chateau d'Ax), a 23. 4. Nijdani (Superconfex), a 41. 9. Mottet (Systeme U), a 1. 14 minutos. 11. Bauer (Weinmann), a 1. 16. 12. Delgado (Reynolds), a 1. 18. 13. GoIz (Superconfex), a 1. 18. 19. Blanco Villar (Teka), a 1.34. 25. Parra, 1.46. 29. Gorospe, a 1.48. 32. Dietzen a, 2.02. 38. Indurain, a 2.13.144. Pino, a 5.28. General: 1. Nijdam. 2. Bauer, a 1 segundo. 3. Breukink, a 21. 4. Vanderaerden, a 46. 5. Bernard, a 1.03. 13. Kelly, a 1.45. 15. Delgado, a 1.55. 20. Induráin, a 2.33. 35. Zimmermann, a 3.13. 39. Fuerte, a 3.23. 44. Herrera, a 3.29. 47. Blanco, a 3.31. 108. Pino, a 5.48.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 1988

Más información

  • Fue favorecido por el tiempo meteorológico y sólo Bernard le aventajó en cuatro segundos