Los bancos niegan estar incursos en el final de una negociación

Tanto el Banco Central como el Español de Crédito desmintieron ayer estar incursos en la fase final de una negociación tendente a la fusión entre ambas entidades. Por su parte, el Banco Español de Crédito hizo público en la mañana de ayer un comunicado en el que textualmente se afirma que "Banesto niega que las conversaciones que se vienen manteniendo con el Banco Central en orden a la colaboración de sus respectivos grupos industriales impliquen un acuerdo de fusión entre ambas entidades, a pesar de las excelentes relaciones existentes entre sus presidentes".Fuentes del Banco Central señalaron ayer a la agencia Europa Press que 'únicamente existe una colaboración en el terreno industrial. Entre ambos bancos existen unas estrechas relaciones, igual que entre sus presidentes. Lo único que existe es una serie de planes de colaboración industrial y nada más. Cualquier cosa que se diga de fusión no tiene nada que ver con la realidad y se trata de una especulación".

Más información

La misma agencia señala que Alfonso Escámez, presidente del Central, propuso en la reunión del consejo de administración del banco celebrada anteayer, la incorporación de Alfonso Cortina a la comisión ejecutiva, asunto que será estudiado en una inmediata reunión de la comisión ejecutiva. A la reunión de ayer asistieron por primera vez en calidad de consejeros Álvairo Alepuz y Alfonso Cortina, como representantes de Cartera Central, sociedad que ha anunciado una ampliación de capital por importe de 20.550 millones de pesetas, lo que situaría su capital social en 61.650 millones de pesetas.

Colocación internacional

Por su parte, el Banco Español de Crédito anunció ayer la colocación de dos millones de acciones, casi el 2,5% del capital social de la entidad, en los mercados internacionales, Europa y Estados Unidos. La operación, realizada los días 10 y 11 pasados, ha sido diseñada y dirigida por Asesores Bursátiles y la británica Warburg Securities, y se ha llevado a cabo únicamente entre inversores institucionales.Ésta ha sido la colocación internacional más importante de acciones de una sociedad española desde la crisis del 19 de octubre, ascendiendo el importe total a 11.250 millones de pesetas, o 6.400 pesetas por acción. La comisión de los colocadores suele oscilar entre el 4% y el 5% del montante total de la operación. Según Banesto, "la operación reduce la autocartera del banco a un nivel inferior a 500.000 acciones, equivalente al 0,6% del capital social admitido a cotización".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 12 de mayo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50