Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO

Semenova dice que la URSS no previó sus problemas en España

Uliana Semenova, baloncestista soviética del Tintoretto, de Getafe (Madrid), anunció ayer su intención de jugar un año más en España si se recupera de la artrosis que padece, y desmintió haber aceptado dinero de su club. Sin embargo, confesó que recibió ayudas del Tintoretto, ya que en la URSS "hubo errores de previsión y no se pensó en todos los problemas" de su venida a España.

"Todos ustedes saben que soy la primera deportista soviética que salió al extranjero como jugadora", explicó Semenova. "En consecuencia, es la primera experiencia para el Sovintersport [Organización nacional de Comercio Exterior del Comité de Deportes Soviético] y creo que no se pensó en todos los detalles y los problemas que podía generar esta situación", añadió.En una entrevista publicada por el diario soviético Izvestia y recogida por EL PAÍS (27 de abril) Semenova acusó a las autoridades soviéticas de haberla hecho "pasar hambre" en España, ya que recibía un sueldo mensual de alrededor de 52.000 pesetas del total de 1.100.000 que el club madrileño pagaba por ella a las autoridades de su país, que le han prometido revisárselo el próximo año.

Semenova confirmó: "Los problemas tuvieron lugar al principio de mi estancia en España, ya que llegué sin dinero y las autoridades soviéticas no tenían previsto pagarme hasta el final del primer mes". Semenova, durante los cinco meses que lleva en Getafe -el lunes regresa a la URSS-, recibió compensaciones del club para paliar su bajo salario, pero no en efectivo -está prohibido por las leyes soviéticas, sino en forma de comida, ropa e invitaciones.

"Con el dinero que me asignó el Sovintersport podía vivir muy bien en la URSS", aclaró, "pero esa cantidad es insuficiente en el extranjero. El club tuvo que ayudarme para mi alimentación. Luego, sufrí una lesión en un pie y hubo días en los que no podía salir de casa. Entonces, el presidente de club me trajo la comida a casa y no aceptó que yo se la pagara".

El presidente de la entidad, Antonio Jareño, aclaró que la información facilitada por el Tintoretto a EL PAÍS ("el club le ha dado regalos y 35 dólares diarios") era "una estimación". "No le dimos ni un solo dólar en metálico, sino que la cantidad que ha gastado el club estaba simplemente destinada a hacer más sencilla su vida en España", matizó. Jareño justificó las declaraciones de Semenova a Izvestia "no como una crítica a las autoridades soviéticas, sino como un relato de su experiencia para facilitar posibles salidas en el futuro de otros deportistas".

Jareño anunció además la intención de Tintoretto de contar la próxima temporada en sus filas con "Semenova y otra soviética, Galina Savitskaya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de mayo de 1988