_
_
_
_
_

El Barcelona intenta enterrar su crisis derrotando a la Real en la final de Copa

El Barcelona intentará hoy (20.30, TVE-2) enterrar la crisis que atraviesa derrotando a la Real Sociedad, clara favorita, en la final de la Copa del Rey de fútbol, que se disputará en un Santiago Bernabéu que no cubrirá la mitad de su aforo. El conjunto vasco contará con 25.000 seguidores, cinco veces más que el barcelonista. Ni del Aragonés, que dirigió ayer el último entrenamiento de su equipo en el campo del Pegaso, ni John B. Toshack, que llegó acompañado de los suyos por la tarde a Madrid, facilitaron las alineaciones de un partido que dirigirá Ramos Marco.

Más información
Ganar el título copero y promocionar

"Aunque los seguidores no acudan al Bernabéu, el Barcelona siempre juega respaldado por una inmensa afición. Los jugadores sabemos que detrás del equipo hay - miles de aficionados", comenta Víctor. "Si ganamos esta Copa, nos la brindaremos a nosotros, porque estamos muy solos", sentencia Carrasco.Los azulgranas son conscientes de que ésta es su última oportunidad para salvarse del caos. Perdida la Liga desde hace meses y alejados de cualquier posibilidad de meterse en la UEFA, el último recurso es la Copa del Rey. A partir del próximo domingo, en Cádiz, continuará otra historia: el Barça tendrá que luchar para eludir el fantasma de la promoción -descienden dos y promocionan otros dos-, al encontrarse tan sólo a cuatro puntos de esa posibilidad.

Si los barcelonistas no con siguen hoy el título de Copa, no sólo afrontarán en malas condi ciones la liquidación de plantilla que pretende hacer su presidente, sino que pasarán a la historia de la entidad como la plantilla que perdió la segunda final de la Copa de Europa -la de Sevilla, ante el Steaua- y los primeros en alejar de Europa a la entidad del Camp Nou.

Ante un reto de esta envergadura, Luis no piensa hacer caso a los directivos que le han recomendado que no alinee hoy a Bernd Schuster, "ya que con él hemos perdido tres finales: la Copa de Europa y dos finales de Copa del Rey". El técnico formará con la vieja guardia, es decir, con Zubizarreta, en el marco; Gerardo, Migueli, Alexanco y Julio Alberto, en defensa; Víctor, Schuster, Roberto y Urbano, en el centro del campo, y Lineker y Carrasco, en punta.

Luis es consciente de que el éxito de su empresa pasa por anular a jugadores como López Rekarte, Bakero II y Beguiristáin. El primero parece que va a jugar en la banda izquierda, dejando la otra para Zúñiga, en gran forma. El resto del conjunto vasco será el tradicional, con Arconada, en la portería; Górriz y Gajate, de marcadores Larrañaga, de libre; Bakero I, Zamora y Beguiristáin, en el centro, y Bakero Il y Loren, en punta.

La movilidad de Bakero II y su función de distribuidor de juego es lo que más preocupa a los técnicos barcelonistas. Anulando a Bakero II se aborta el mayor número de variantes ofensivas del equipo de Toshack. Esa facilidad que tiene el donostiarra para tocar y salir, dejando un gran hueco a sus espaldas por el que puede colarse cualquier compañero, puede ser una de las claves. Los barcelonistas han llegado incluso a pensar en Víctor para vigilar a Bakero II, pero existe la posibilidad de que el ímpetu del azulgrana le ocasione más de una tarjeta y además facilite muchas faltas al rival. Ya se sabe que la Real aprovecha bien las jugadas a balón parado.

El papel de Schuster

El papel de Schuster será primordial. Cualquier cosa que intente el Barcelona, que sigue sin crear excesivas ocasiones de gol a lo largo de un partido, pasará por sus pies. Schuster también será fundamental a la hora de aprovechar las faltas alrededor del área de Arconada. Toshack, que al igual que Luis se mantiene hermético sobre la táctica a emplear, podría encargar a los hermanos Bakero la vigilancia del alemán occidental. José Mari inquietaría a Schuster cuando iniciara la jugada desde la defensa y Santi trataría de anularlo en el centro del campo.El estadio Bernabéu estaba ayer rodeado de colas de aficionados que esperaban ansiosos llegar a las taquillas, aunque no para el choque de hoy, sino para el Madrid-Eindhoven de la Copa de Europa. La final de Copa no interesa a nadie, a excepción de a la hinchada donostiarra,-que se ha quedado con 24.835 localidades. La federación entregó, en principio, 13.000 entradas a cada uno de los finalistas, de las que el Barcelona devolvió rápidamente 9.549. La Real Sociedad solicitó 11.000 localidades más. El cargo de taquilla es de 103 millones de pesetas.

Alineaciones probables

Barcelona: Zubizarreta; Gerardo, Migueli, Alexanco, Julio Alberto; Víctor, Schuster, Roberto, Urbano; Líneker y Carrasco.Real Sociedad: Arconada; Zúñiga, Górriz, Gajate, Larrañaga, López Rekarte; Bakero I, Zamora, Beguiristáin; Bakero II y Loren.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_