No sólo un concurso

J. M. C. Los elevados gastos presupuestarios en los que se mueve en la actualidad RTVE han obligado a la búsqueda continua de nuevas fórmulas para aumentar sus recursos publicitarios. El recién estrenado esquema de programación de Televisión presenta como una de sus innovaciones más destacables la presencia de numerosos concursos. En muchos de ellos se ha institucionalizado la costumbre de recuperar la fórmula de los patrocinadores de premios o de secciones que rompe el tradicional principio respetado por la televisión pública de mantener una clara separación entre los contenidos del medio y la publicidad.

La nueva idea de los tepeté va más allá. Con su uso, además de los evidentes fines de ocio perseguidos, se pretende garantizar la presencia de espectadores en los principales bloques publicitarios, al ser en ellos donde se incluirán los pasatiempos. Si alguien desea concursar tendrá que comprar el producto patrocinador, ver el mensaje publicitario de la misma marca que se incluye junto al juego y esperar frente al televisor la aparición de la mascota Bulby mientras TVE pasa su batería de spots.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de enero de 1988.