Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Claudi Alsina Català

Un profesor que enseña matemáticas de forma diferente

Claudi Alsina Català reconoce que hasta hace pocos años el método de enseñar matemáticas en nuestro país era tan nefasto que muchos estudiantes escogían el camino de las letras con tal de dejar atras una asignatura que obligaba a memorizar axiomas como el de que uno dividido entre cero es igual a infinito. No fue su caso, porque a los 22 años ya había terminado la carrera de matemáticas en la universidad de Barcelona. Actualmente preside el comité español en la Unión Matemática Internacional, desde el que intenta que nuestro país sea por vez primera sede de un congreso mundial de matemáticos.

A Claudi Alsina le apasionan de tal forma las matemáticas que hasta cuando se le pregunta por sus aficiones responde que "todos los que tengan relación con ellas, desde viajar para asistir a congresos hasta publicar trabajos". Sin embargo, esta afición por los números no le impide tener un excelente sentido del humor, que, sin embargo, no traslada a su trabajo: profesor en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona."Entré en la escuela a los pocos meses de: terminar la carrera de matemáticas y el doctorado", recuerda este catalán de 35 años. Posteriormente se trasladé año y medio a Estados Unidos para trabajar con el científico Schweizer. "En aquella época era el mayor experto en la teoría que a mí me interesaba, la de los espacios métricos probabilísticos", puntualiza. Y es que a Alsina, más que hablar de conceptos precisos, le interesa dar a conocer lo que él denomina la matemática posmoderna. "Actualmente ya no se considera que sea una ciencia aislada en la que sólo cabe memorizar fórmulas o teoremas, sino que presenta infinidad de relaciones con la realidad".

"Lógicamente, hay que disponer de una serie de datos para trabajar", agrega. "Pero eso está reservado para los investigadores matemáticos, de los que en el mundo hay más de 100.000". Otro aspecto diferente que Alsina remarca es la repercusión que esta ciencia tiene sobre la sociedad: "Mientras el mundo plantee problemas en los que haya incertidumbre, las matemáticas ayudarán a su solución".

La teoría de las catástrofes, basada en establecer parámetros que permitan extraer reglas generales, es uno de los ejemplos que Alsi:na pone para explicar la influencia real de esta ciencia. "Este aspecto de las matemáticas es el que conviene difundir para que la gente se dé cuenta de que a través de ella también se puede comprender el mundo", añade.

En 1985, Claudi Alsina fue elegido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas para presidir el comité español en la Unión Matemática Internacional. "Desde entonces se han realizado numerosas gestiones para que se conozca el trabajo de investigación que se desarrolla actualmente en nuestro país", asegura. De momento ya ha conseguido que en un próximo congreso, que va a celebrarse en Budapest, España protagonize una sesión especial en la que se mostrarán las últimas técnicas didácticas. "El comité, en el que figuran ocho matemáticos de diferentes universidades españolas, no descarta la posibilidad de que un futuro congreso de matemáticos se celebre en España", asegura.

Claudi Alsina, que ha publicado más de 100 trabajos mate máticos, prepara en estos mo mentos su primer libro junto a dos científicos norteamericanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de diciembre de 1987