Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los negocios de 'el Marsellés'

José Manuel Rivas Just, secretario de finanzas del PSPVPSOE desde 1980 y gerente de esta formación desde el 52 congreso, celebrado en Alicante en 1985, es conocido simplemente como Manolo Rivas por los militantes o también como el Marsellés, como una especie de velada alusión a su dedicación a negocios sabidos, pero escasamente conocidos.Rivas, que en unos años ha pasado de modesto propietario de una tienda de electrodomésticos a importante accionista y ejecutivo de varias empresas, entre ellas dos de televisión por cable y una muy importante de mudanzas, no ha ocupado cargo público alguno. Hombre de confianza de Joan Lerma, secretario general del PSPV y presidente de la Generalitat valenciana, ha preferido permanecer sumergido en una mediocritas suficientemente aurea, por lo que parece, a degustar las mieles de las consejerías y los escaños en el Parlamento.

Manolo Rivas fue catapultado por Lerma hace poco a la vicepresidencia primera del consejo de administración de la todopoderosa Caja de Ahorros de Valencia. Tiene allí la delicada misión de controlar la labor del presidente de la entidad, un empresario también propuesto por los socialistas: Salvador Fernández Calabuig.

Rivas no ha ocultado nunca su devoción -casi idolatría- por la figura del presidente del PSOE, Ramón Rubial. Y también parece que aprecia considerablemente a Ricardo García Damborenea. Hace poco, en Valencia, el secretario de organización del PSOE, Txiqui Benegas acusó a Rivas de haber apoyado económicamente a García Damborenea y al secretario general de UGT, Nicolás Redondo. Rivas puso cara de póquer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1987