Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los partidos, salvo EA, firman hoy en el Congreso el pacto contra la violencia

Los partidos políticos con representación parlamentaria, a excepción de Eusko Alkartasuna (EA), se reunirán esta mañana en el Congreso de los Diputados para acordar las bases comunes que les lleven a afrontar de forma unitaria la lucha contra el terrorismo. Izquierda Unida (IU) suscribirá finalmente el acuerdo, aunque expresará sus reservas con respecto a la creación de un espacio jurídico europeo y postulará la derogación completa de la ley antiterrorista sin incorporación de algunas de sus disposiciones al Código Penal, según señalaron a este periódico responsables del PCE.

En la reunión del Congreso se debatirán los cuatro puntos sobre los que se ha informado en los últimos días. Éstos puntos son: la asunción por los partidos estatales de la declaración del Parlamento vasco de marzo de 1985, la derogación de la ley antiterrorista, la creación de un único la posición abierta de los partidos estatales de aceptar cuantas disposiciones se adopten en el País Vasco sobre el terrorismo.En la tarde de ayer, miembros de la mesa nacional de Herri Batasuna, entre ellos Tasio Erkizia, se reunieron en Madrid con responsables del Partido Comunista de España (PCE) después de que el dirigente de la formación abertzale radical Jon Idígoras solicitase la entrevista a última hora del martes, según fuentes comunistas. Estas fuentes quisieron resaltar el hecho de que HB no haya querido "descolgarse" del proceso negociador en Madrid y recalcaron como "muy positivo" el que Herri Batasuna "haya tenido la iniciativa para mantener esta entrevista en Madrid y con un partido inequívocamente estatal y contrario a toda práctica de la violencia como el PCE".

Tras la entrevista, el diputado de IU y vicesecretario general del PCE, Enrique Curiel, afirmó que, en ningún caso, Izquierda Unida iba a exponer en la reunión del Congreso los puntos de vista de la formación abertzale radical, sino sus propios postulados.

Tasio Erkizia dijo que entre las coincidencias de ambas formaciones estaba la consideración de la violencia como un problema sólo político que exige una respuesta política, a lo que Curiel precisó que éso lo piensa HB, pero que el PCE considera que el problema es político, pero también policial.

Responsables comunistas añadieron a este periódico en referencia a las palabras de Erkizia: "La falta de esas coincidencias se verá cuando mañana [hoy para el lector] firmemos el pacto".

El miembro de la formación abertzale radical denunció la maniobra del PSOE que intenta acallar el proyecto de Herri Batasuna con esta operación de hacer un pacto apoyado por otros partidos". "Mientras no haya respuesta política no puede haber paz en Euskadi", dijo Erkizia, no sin añadir que su formación "no escatimará esfuerzos para encontrar una solución".

Por su parte, el diputado de Eusko Alkartasuna Joseba Azkárraga, tras mantener una reunión en la mañana de ayer con el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, confirmó que su partido no iba a estar en la reunión, toda vez que, a su juicio, ese tipo de acuerdos deben ser adoptados en el País Vasco y posteriormente asumidos por "el Estado y sus instituciones".

Eusko Alkartasuna considera que los posibles puntos de acuerdo que hoy se adopten son positivos y perfectamente asumibles por ese partido, y la dificultad fundamental parte de que debe ser el Gobierno central quien asuma los planteamientos que sobre el terrorismo se establezcan en el País Vasco. "Las soluciones que adopten las fuerzas políticas vascas -para las cuales el lehendakari, José Antonio Ardanza, ha abierto conversaciones- no sólo deben ser asumidas por ETA y las fuerzas mayoritarias del País Vasco, sino también por las instituciones y los partidos del Estado, y ésa no es la voluntad, en principio, de quienes van a firmar", dijo Azkárraga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de noviembre de 1987

Más información

  • Izquierda Unida suscribirá finalmente el acuerdo, aunque con reservas