GIMNASIA

Bilozertchev, de nuevo campeón del mundo

El soviético Dimitri Bilozertebey, de 21 años, considerado el mejor gimnasta de todos los tiempos, ganó nuevamente el título mundial en los campeonatos que finalizarán hoy en Rotterdam (Holanda). Bilozertchev, que fue el campeón europeo y mundial más joven de la historia en 1983, se ha recuperado de un grave accidente de coche en 1985.

Bilozertchev, un domingo de octubre de 1985, poco antes de los Mundiales de Montreal, sufrió múltiples fracturas en las piernas tras perder el control de su automóvil cuando conducía embriagado. Aparte de la sanción federativa por la grave falta de disciplina, muy castigada en el deporte soviético, su carrera pareció terminada cuando ya era una realidad impresionante. Sin embargo, antes del año y medio volvió a la competición y ganó esta misma temporada los Campeonatos de la URSS.Ahora, en Rotterdam, ha vuelto a ser el mejor de los soviéticos, grandes dominadores, incluso por delante de Valeri Liukin, la última figura surgida de su inagotable cantera, campeón de Europa y protagonista del primer triple salto mortal de la gimnasia, en suelo. Se lesionó en un tobillo y dio la oportunidad de entrar en la final al veterano Yuri Korolev, doble campeón mundial de 1981 y 85. Pero ya había sido superado por Bilozertchev. La sorpresa fue que éste, con una cómoda ventaja al comenzar los últimos seis aparatos, fue casi alcanzado por Korolev. Éste, que empezaba con 275 milésimas de retraso, obtuvo un 10 en salto, su última actuación, y quedó a sólo 25 milésimas de Bilozertchev. El que parecía campeón seguro, dio la sensación de acusar el esfuerzo y cometió un fallo de desequilibrio en las paralelas, por lo que fue puntuado sólo con 9,75. De todas formas, con su segundo título se ha unido en la historia a Korolev. Ambos gimnastas son los únicos que han repetido entorchado en la nueva época de los campeonatos, tras la Segunda Guerra Mundial.

Éxito español

En mujeres, en cambio, donde Rumanía se impuso a la URSS, tanto por equipos como individualmente (con Aurelia Dobre esta vez en lugar de Daniela Silivas o Ecaterina Szabo), España sí logró un éxito histórico al clasificarse el viernes en el último puesto, 12º, que da derecho a un país a tener equipo completo en los Juegos Olímpicos de Seúl. Laura Muñoz, ayer, alcanzó otra meritoria la plaza individual.El equipo español, que rozó la clasificación olímpica desde el primer día, acabó superando claramente a Francia, Italia, la RFA y Holanda, y se confirmó como la primera potencia europea occidental. Incluso amenazó a Checoslovaquia para el puesto 11º.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de octubre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50