Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PRI 'destapa' a Carlos Salinas para la presidencia de México

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el poder en México desde hace 58 años, destapó ayer al actual secretario (ministro) de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas, de 39 años, y le propuso como candidato a la presidencia en las elecciones de julio del año próximo, lo que le convierte en virtual sucesor de Miguel de la Madrid.

Salinas formaba, junto a Manuel Bartlett y Alfredo del Mazo, el trío de favoritos entre los seis precandidatos, y era el que estaba en cabeza de la mayoría de los pronósticos.Con su elección, el presidente Miguel de la Madrid se asegura la continuidad de su política económica, que en los últimos tiempos parece estar obteniendo algunos frutos: aumento de las reservas de divisas y crecimiento de las exportaciones no petrolíferas.

La economía mexicana empieza a ver el final del túnel en que la encerró la caída en picado de los precios del crudo, y la recuperación de éstos en los últimos meses y la espectacular subida de la bolsa han orquestado favorablemente la designación del ministro de Programación.

Aunque la elección de Salinas se ha efectuado, de puertas para fuera, con el apoyo de todos los sectores del PRI, es notoria la oposición a la misma de los sectores sindicales, así como de los políticos, que le acusan de ser un tecnócrata.

Los sindicatos ven en el ahora destapado la personificación de una gestión económica que hace unos días provocó una cacerolada de mujeres que gritaban la siguiente consigna: "Salinas, la crisis está en las cocinas".

El candidato pronunció su primer discurso como tal asegurando que pertenece a una nueva generación, "la de la renovación nacionalista que está modernizando México", y haciendo un llamamiento a desarrollar una política, precisamente por la vía de la modernización, que pretende "fortalecer la independencia y la libertad".

El casi absoluto control que de la vida política mexicana tiene el Partido Revolucionario Institucional convierte a Salinas, más allá de toda duda razonable, en virtual sucesor del actual presidente, Miguel de la Madrid, cuyo dedazo, indudablemente, ha tenido una influencia decisiva en el nombramiento.

Página 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de octubre de 1987

Más información

  • El ministro de Programación, garantía de continuidad