GENTE

Raymundo de Larrain

viudo de la marquesa Margaret de Cuevas, nieta del magnate del petróleo John D. Rockefeller, ha resuelto el contencioso que mantenía desde hace siete años con los hijos de la marquesa a causa de la herencia de su patrimonio, de unos 10 millones de dólares (más de 1.200 millones de pesetas). De Larrain, que se había casado a los 42 años con Margaret, cuando ella tenía 80, ha accedido ahora a compartir a partes iguales la fortuna de su esposa. Elizabeth y John de Cuevas, hijos de un matrimonio anterior al de Larrain, eran los únicos herederos en un primer testamento redactado por su madre. Al morir ésta reclamaron este derecho, denunciando que De Larrain había mantenido deliberadamente a la marquesa lejos de su familia y de sus amigos después de casarse con ella. Además sostenían que la fortuna de su madre cuando testó a favor de ellos superaba los 70 millones de dólares.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS