Cinco turistas españoles muertos y otros 27 heridos al volcar un autobús en una carretera portuguesa

Cinco turistas españoles fallecieron y otros 27 resultaron heridos, 10 de ellos graves, en un accidente de carretera de un autocar español ocurrido sobre las 10.50 de ayer, a 17 kilómetros de la localidad portuguesa de Oporto, en la autopista Oporto-Lisboa, cerca del puesto de peaje de Grijo. El autocar, con matrícula de Granada GR-0907-N, frenó al aproximarse al peaje y, por razones aún desconocidas, derrapó y dio una vuelta de campana. El vehículo, que transportaba 54 pasajeros, chocó al parecer contra un poste de la luz antes de volcar.

Hasta la madrugada de hoy sólo habían sido identificadas dos de las cinco víctimas mortales: Antonio García Medina, de 60 años y residente en la localidad granadina de Guejar-Sierra, e Inés Fernández, vecina de Málaga. Los otros tres fallecidos son un hombre y dos mujeres, con edades comprendidas entre los 50 y los 60 años. Al parecer, las dos mujeres fallecidas se apellidan Cana y residían en la localidad malagueña de Fuengirola, según informa Europa Press. Los heridos leves fueron trasladados al hospital Vila Nova, de la localidad de Gala, y los graves a la residencia sanitaria Santo Antonio, de Oporto. El conductor del autocar, José Luis Rodríguez, resultó ileso.Según la guía del grupo, Carmen Ordóñez, quien resultó ilesa, la agencia organizadora del viaje ya se ha puesto en contacto con la compañía de seguros para el traslado a España de los cinco cadáveres y de los supervivientes. La empresa organizadora del viaje fletó anoche un autobús para trasladar a Oporto a los familiares de las víctimas del siniestro.

Carretera resbaladiza

El viaje comenzó el pasado 18 de septiembre, y su itinerario era Andalucía-Madrid-Santiago de Compostela-Vigo-Oporto-Fátima-Lisboa-Andalucía. El accidente se produjo cuando los turistas, residentes en varias poblaciones andaluzas, se dirigían a Fátima.Los viajeros fueron recogidos en distintos puntos de Andalucía por autobuses que confluyen en Bailén. A partir de ese punto, todos se agruparon en el vehículo que sufrió ayer el accidente.

Testigos oculares afirmaron que el autocar circulaba a una velocidad moderada, "no más de 60 kilómetros por hora". La policía portuguesa investiga las posibles causas del accidente. Varios automovilistas indicaron que la carretera en la que se produjo el siniestro estaba muy resbaladiza a causa de la lluvia, después de un largo período de tiempo seco y excepcionalmente caluroso.

El viaje estaba organizado por la agencia Andaltur, agencia mayorista con sede en Granada y que lleva 9 años funcionando. Fuentes de la dirección de la agencia señalaron que el autobús siniestrado tenía "unos seis u ocho meses" y que había sido alquilado a una empresa de transportes, propiedad de Emilio Rojas, pues Andaltur no dispone de flota propia de vehiculos. El autocar estaba "en perfectas condiciones", máxime teniendo en cuenta su escaso tiempo de rodaje", según dichas fuentes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción