Los encierros de Fuenlabrada se celebrarán fuera del casco viejo

La reducción de los días y su duración, así como su traslado fuera del casco viejo de la ciudad, son algunas de las modificaciones previstas por el Ayuntamiento de Fuenlabrada para los encierros que se celebrarán los próximos días 15 y 16 con motivo de las fiestas patronales. Estas normas son consecuencia de la conflictividad habida en los encierros del año pasado, que concluyeron con la muerte de dos participantes.

Las fiestas se saldaron con la apertura de un expediente a José Quintana Viar, alcalde socialista de Fuenlabrada, por el entonces delegado del Gobierno en Madrid, José María Rodríguez Colorado. La apertura del expediente se basó en el incumplimiento de la ley de festejos tradicionales, de fecha 10 de mayo de 1982, según la cual "los toros que se corren en un encierro deben de ser lidiados inmediatamente después del mismo".Posteriormente el expediente fue sobreseído por la nueva delegada, Ana de Vicente Tutor, al considerar que esta normativa no se cumplía en ninguno de los pueblos de Madrid que celebran estos festejos. En la pasada edición, dos personas murieron y más de una veintena resultaron con diversas contusiones y heridas en los tres encierros que se celebraron.

Normas y modificaciones

Las nuevas normas y modificaciones para estos encierros comienzan con la reducción de la duración de los mismos a dos horas, cuando antes era superior a cuatro. Asimismo el número de encierros ha sido reducido de tres a dos.

Por otra parte, en cuanto a las medidas de seguridad se ha cambiado el recorrido trasladándolo del casco viejo de la ciudad a la Avenida de la Comunidad, por su amplitud y su proximidad al ambulatorio de la seguridad social. Este circuito contará con vallas metálicas para mejorar la seguridad de los corredores.

También, los más de 20.000 previsibles participantes, van a contar este año con una enfermería en el colegio público Ramón y Cajal, dotada de un cirujano, un anestesista, un transfundista, un ATS y el jefe local de sanidad; también habrá un camión UVI preparado para cirugías, una roulote móvil con médico y ATS, tres ambulancias de la Cruz Roja, más las pertencientes al Insalud, una tienda de campaña de Cruz Roja así como los servicios del propio ambulatorio de la seguridad social.

Por último, el Ayuntamiento de Fuenlabrada está realizando una campaña de información al ciudadano asesorándole acerca de la manera de partcipar en los encierros sin poner en peligro la integridad física y salvaguardando la dignidad del toro (para lo cual el sacrificio de este animal no se hará en la vía pública, como en las pasadas ediciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de septiembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50