Menotti no consigue evitar la presencia de aficionados en los entrenamientos que quiere efectuar a puerta cerrada

César Luis Menotti, entrenador del Atlético, no pudo cumplir ayer su propósito de entrenar a puerta cerrada con sus jugadores. El técnico argentino comenzó a poner en práctica el pasado sábado este tipo de ensayos, sin público ni periodistas, que pretende realizar dos veces por semana, pero ayer se vio sorprendido cuando sobre las gradas aparecieron algunos aficionados y sobre el césped se encontraban los periodistas que cubren la información del Atlético.Según fuentes del club rojiblanco, el propio presidente desautoriza tácitamente esta modalidad de entrenamientos secretos al decir a los porteros que no se esmeren especialmente en controlar las entradas de aficionados y curiosos.

Menotti ha justificado su idea de los ensayos secretos en previsión de que, según dice, haya espías en las gradas mezclados entre el público, que puedan trasladar sus variantes tácticas a los entrenadores de los equipos rivales. El técnico ha pedido comprensión a los aficionados rojiblancos, que el pasado sábado censuraron agriamente, a las puertas del estadio, el cierre del campo para el entrenamiento de ese día. Mientras tanto, y a la vista de que alguien en el club no parece hacer demasiado caso a las indicaciones del técnico -es la segunda vez que aparece público y periodistas en un entrenamiento secreto-, Menotti se resigna. Ayer se limitó a comentar: "Espero que cuando llegue el frío acudirá menos gente".

Por otro lado, el jugador argentino Julio Alberto Zarnora, cedido por el Atlético al Sabadell, no apareció ayer por la ciudad vallesana. El problema radicaba en que no había llegado el pase internacional del jugador, tercer extranjero y sin sitio en el Atlético, por detrás de Alemâo y Futre. La pasada semana ya fue cedido al Málaga y tras acudir a la ciudad andaluza se volvió a Madrid porque decidió que no quería jugar en segunda.

Mientras, anoche se reunieron el presidente del club, Jesús Gil, y toda la plantilla de jugadores para debatir el tema de las primas, que estaba sin resolver, y ambas partes llegaron a un acuerdo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS