Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Persiste la crisis que impide a Hormaechea formar Gobierno en Cantabria

Juan Hormaechea, presidente del Consejo de Gobierno, volvió ayer por la mañana a su despacho, que abandonó precipitadamente, a las 11.50 horas del miércoles día 5, diez minutos antes de una convocatoria de prensa fallida por su ausencia y sin que se conozcan motivos aparentes. Al día siguiente provocó un revuelo político en la región al declarar, en el circuito regional de TVE, presuntamente aludiendo a las dificultades que encontraba para formar su gabinete con destacados miembros de Alianza Popular (AP) en Cantabria, que lejos de querer servir a la región "lo que pretenden es crear riqueza para ellos mismos". No hay motivos aparentes para creer que el conflicto se haya cerrado.La última vez que Hormaechea se reunió con su grupo parlamentario, al que culpa de su "posible retirada de la política", fue el pasado viernes, día 7. La reunión, convocada a instancias de su presidente, José Luis Vallines. No se vio en aquel encuentro de 40 minutos un ejemplo de serenidad a cargo del presidente Hormaechea, que comenzó, corno si nada hubiera ocurrido en días precedentes, hablando de sus proyectos para la diputación regional, los problemas de financiación que es preciso afrontar y las soluciones que se le ocurren.

Cuando todos aguardaban una explicación tras el episodio de la televisión, Hormaechea reprochó a los diputados que no le facilitaran nombres para constituir el Consejo de Gobierno. Un veterano de la política regional, Leandro Valle, le invitó entonces a una reflexión entre todos sobre las polémicas declaraciones, "bien entendido", subrayó, "que todo el grupo te disculpa". A Hormaechea se le pidió que se excusara ante el grupo parlamentario. En ese instante Hormaechea se levantó y abandonó la sede de AP, asegurando que él "no tenía que dar explicaciones de nada". Así acabó el último contacto entre todos.

Algunos diputados diagnosticaron al presidente "una depresión transitoria, pero tremenda", en tanto que otros dijeron sentirse víctimas de un chantaje. Mañana, miércoles, la cúpula nacional de AP deberá analizar en Madrid la situación creada para buscarle una solución.

En el ínterin, la designación del Consejo de Gobierno continúa demorándose. No parece que este fin de semana haya supuesto un avance para su constitución. El viernes, el presidente demostró tener aún por cubrir algunas consejerías. Se apunta la posibilidad de que el propio Hormaechea estaría dispuesto a encargarse de la cartera de Obras Públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de agosto de 1987