Bola de fuego.

Un viejo avión cargado con 18 caballos se estrelló a última hora de la tarde del jueves (madrugada de ayer en España) en las afueras de Ciudad de México tras arrasar, cual bola, de fuego, todo lo que se puso a su alcance: automóviles, clientes de un restaurante, viandantes, una torre de alta tensión y, por último, un edificio de viviendas. Cincuenta y ocho personas perdieron la vida y más de 60 se encuentran heridas, 17 de ellas de gravedad. Tres de los cuatro tripulantes y dos de los cuatro cuidadores de caballos que iban a bordo lograron salvarse. Tan sólo uno de los caballos sobrevivió al accidente, pues un segundo, ejemplar que quedó malherido fue rematado por la policía. El avión acababa de despegar hacia Miami, Florida (EE UU).Página 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de julio de 1987.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50