TVE emite nuevos episodios de Corrupción en Miami

La serie policiaca Corrupción en Miami (Miami Vice) vuelve a partir de hoy a Televisión Española con nuevos episodios. Creada por Michael Mann para la cadena norteamericana NBC y escrita por Anthony Yerkovich -anteriormente guionista y supervisor de la producción de Hill Street blues (Canción triste de Hill Street) -, causó un fuerte impacto hace ahora tres años por su similitud con el estilo del videocIip, su colorido y su singular tratamiento de la intriga.

El estilo de sus protagonistas, Crockett (Don Johnson) y Tubbs (Philip Michael Thomas), sus maneras y el guardarropa, de un nuevo refinamiento y modernidad, dieron al traste en Corrupción en Miami con la imagen tradicional del policía de ficción. Son tres temporadas televisivas las que lleva la serie en la reñida cancha de las grandes cadenas norteamericanas, intentando mantener el tipo. Las suficientes para haber acumulado percances de todo tipo.El programa está en boca de todos, y lo que pasa con él fuera de la pequeña pantalla empieza a tener más gancho que lo que se muestra en cada episodio. Se comentan, por ejemplo, los problemas de reedición de un episodio que dirigió Don Johnson y que fue emitido el 20 de marzo de este año por la NBC. Dicho episodio incluía una intensa escena amorosa intercalada con un asesinato violento. La NBC -que ya empuñó las tijeras por su cuenta en un episodio de la primera temporada- opinó que a la escena le sobraban metros y la macabra vecindad con el crimen, por lo que exigió drásticos cortes, que el productor ejecutivo, Michal Mann, rechazó.

Se comentan las pérdidas, esto es, la diferencia entre el coste del espectáculo y lo que paga la cadena emisora, las dificultades para amortizar la serie en el mercado de reposiciones, y la decadencia de la serie en su segunda y su tercera temporadas.

.¿Qué pasa con Miami vice?", se preguntan muchos norteamericanos. Se dice que los argumentos son cada vez más débiles y confusos y que la narración ha ido de la densidad al absurdo: que los diálogos -que nunca fueron el punto fuerte de Miami vice-, murmurados entre dientes, son aptos para todo tipo de escarnecedoras parodias; que la inicial paleta de color se ha ido empobreciendo y apenas si quedan el negro y el azul. Satisface aún menos la falta de química entre Crockett y Tubbs, lejos del entendimiento de Hill y Renko en Canción triste de Hill Street..

Pero Miami vice sigue, por el momento, entre los grandes; lo demuestra el hecho de que la NBC programara la serie a principios de la presente temporada para hacer frente en la misma franja horaria (viernes noche) nada menos que a la resurrección, de Bobby en Dallas. Cierto es', que ganó el tejano, pero al vice look aún le queda reclamo.

Corrupción en Miami se emite hoy a las 22.05 por TVE-1.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción