Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis estudia la posibilidad de denunciar al Atlético por su cese como director de fútbol

Luis Aragonés, entrenador de¡ Atlético de Madrid hasta el pasado lunes, declaró ayer que pondrá en manos de abogados la rescisión de su contrato de director de fútbol del club por su nuevo presidente, Jesús Gil, que anunció, por su parte, el fichaje del defensa del Athlétic de Bilbao Goikoetxea por tres temporadas. El técnico, después de que el presidente le anunciara el miércoles su cese en el segundo cargo, pidió los 36 millones de pesetas del contrato, lo que rechazó GU, que anunció ayer también la compra de unas instalaciones deportivas situadas en la carretera de Andalucía por 375 millones.

El pasado 4 de febrero, el entonces presidente del Atlético de Madrid, Vicente Calderón, fallecido hace un par de meses y Luis Aragonés, firmaron un contrato por tiempo indefinido por el que el técnico se convirtió en director de fútbol del club. Necesidades posteriores del equipo convirtieron a Luis en su entrenador. En el contrato de director de fútbol se establece que, en caso de ser rescindido "por causa no imputable a Luis Aragonés o por voluntad del club sin expresión de causa, éste deberá satisfacer al trabajador las siguientes cantidades que se pactan como indemnización: "La cantidad correspondiente a tres años de salario bruto, si la rescisión se produce durante el primer año de vigencia del contrato...".Este último caso es el que se debería aplicar, según el con trato firmado, y al ser los ingresos anuales de 12 millones de pesetas, la indemnización por tres años supone 36 millones "Este contrato es una golfada, y por él no vas a cobrar un duro", dijo de él Jesús Gil, según explicó ayer Luis, para quien esa frase originó el incidente protagonizado por los dos el miércoles. El técnico reconoció ayer haberle respondido a Gil que él sí era un golfo. "Se lo dije en un momento alterado y después de que me provocase. Pienso que Jesús Gil no es un golfo", añadió Luis.

Serie de Improperios

Jesús Gil, según parece, pretende abrir a Luis un expediente disciplinario por esos motivos, y, una vez resuelto, rescindir por esa causa su contrato de director de fútbol sin indemnización alguna. "No ha habido indisciplina por mi parte, pero si lo piensan así, habrá que considerarlo", indicó Luis, quien además explicó: "Hubo una serie de improperios entre los dos, pero nunca insultos. No le llamé gordo ni le agarré de la solapa, como se ha dicho y escrito. El sí me dijo: 'Vayase de aquí'. Le contesté que no tenia por qué irme, y replicó: 'Usted se calla la boca. Aquí yo soy el amo'. Hay un testigo de la última parte de nuestro incidente, el gerente del club, José Luis Carrascosa, que puede testificar lo que realmente sucedió.

Luis Aragonés informó que el club no le ha comunicado aún nada de forma oficial y por escrito sobre la situación actual de su contrato de director de fútbol. El técnico añadió que tiene aún que firmar el finiquíto como entrenador del club, y que éste le debe dinero. Luis Aragonés reconoció: "No sé la cifra que me deben porque me han dado dinero a cuenta y desconozco lo que he recibido hasta ahora. No he cobrado una sola prima desde que el pasado mes de febrero me volví a convertir en entrenador del equipo, y sí llego hasta saber que para presentar y diligenciar federativamente la firma de un nuevo entrenador es obligatorio realizar antes el finiquito del anterior técnico. Me hubiera gustado arreglar este asunto con un pacto antes de que llegue a los tribunales".

Goikoetxea

Por otro lado, Jesús Gil anunció ayer el fichaje del defensa internacional del Athlétic de Bilbao, Andoni Goikoetxea, por tres temporadas. Según Gil, el jugador percibirá 100 milones de pesetas y el Athlétic, además de 40 millones, ingresará en sus filas al delantero Uralde. También señaló la compra de las instalaciones deportivas situadas en el kilómetro 16 de la carretera de Andalucía, por 375 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de julio de 1987

Más información

  • Jesús Gil anunció ayer el fichaje de Goikoetxea y la compra de la nueva ciudad deportiva