Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un capitán del cuerpo declara en Gerona por una falsa amenaza de bomba

Un capitán de la Guardia Civil, cuya identidad no ha sido facilitada, prestó declaración el pasado sábado en la comisaría de policía de Gerona -según se supo ayer- como presunto responsable de una llamada telefónica anónima al 091 anunciando la colocación de un artefacto explosivo en el recinto de la verbena popular del día de San Pedro, que se estaba celebrando el pasado día 28 de junio en el mismo barrio de Gerona en que vive el oficial.

El capitán, que negó la autoría de la llamada, ni ha sido detenido ni se ha abierto contra él ningún tipo de diligencia, aunque los investigadores sostienen que la llamada fue realizada desde su número de abonado telefónico.

El sábado por la noche, cuando el detector de llamadas al 091 localizó el número del abonado desde donde se había realizado el aviso de explosión, se comprobó que correspondía a un capitán de la Guardia Civil. Ayer, la policía continuaba las investigaciones, sospechando que la línea del capitán hubiera podido ser manipulada desde su toma de entrada general en el edificio, "un lugar de fácil acceso", según el gobernador civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1987