Electrolux adquiere las empresas de electrodomésticos Domar-Corberó

El grupo Electrolux-Zanussi adquirirá las empresas de electrodomésticos Domar-Corberó, que formaron parte del conglomerado industrial de Banca Catalana, tras el acuerdo alcanzado ayer en Barcelona en una reunión en la que participaron los máximos directivos de ambas sociedades. Según el acuerdo, pendiente solamente de los aspectos puramente técnicos, Electrolux adquirirá la totalidad de las acciones de las dos empresas catalanas, cuyas factorías se hallan situadas en Castelibisbal y Martorelles.

La transmisión de la propiedad se realizará mediante la adquisión por parte de ElectroluxZanussi de todos los activos y pasivos que figuren en los balances de ambas compañías, ,después de una serie de ajustes pendientes de determinar. Los pasivos de ambas sociedades se elevaban a finales de 1986 a 11.923 millones de pesetas, según fuentes del Departamento de Industria y Energía de la Generalitat de Cataluña. Los acreedores de esta deuda son entidades públicas, principalmente Hacienda y Seguridad Social (6.199 millones de pesetas), proveedores, (3.700 millones), préstamos (1.638 millones) y otros (386 millones).Electrolux se compromete además a capitalizar adecuadamente las empresas mediante las correspondientes ampliaciones de capitalí En la operación no se preven aportaciones netas de recursos por parte de las distintas administraciones públicas, aunque no se descarta la instrumentación de diferentes líneas de financiación.

En las negociaciones y toma de acuerdos participaron Anders Scharp, Lennart Ribohn y Leif Johansson, presidente, vicepresidente y director general, respectivamente, del grupo Electrolux; Gian M. Rossignolo y Carlo Ver¡, presidente y consejero delgado, respectivamnte, de Industrias Zanussi; Mario Caprile, Consejero de Ibelsa, Zanussi y White consolidated; y José Julián Massa, presidente de Ibelsa. En representación de las empresas catalanas participó Josep Piqué, director general de Industria de la Generalitat y presidente de Glibsa, sociedad de gestión que actualmente administra Domar y Corberó.

La facturación de Glibsa en 1986 ascendió a 17.031 millones de pesetas. Las previsiones para 1987 comprenden unas ventas de 21..600 millones y un cash-flow de 2.000 millones. La plantilla de Corberó y Domar es de 1.640 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 17 de junio de 1987.

Lo más visto en...

Top 50