LAS ELECCIONES DEL 10 DE JUNIO

Guerra recuerda la actuación de Fraga al reprimir en 1962 a los participantes en el 'contubernio de Múnich'

Alfonso Guerra, vicesecretario general del PSOE, recordó ayer, ante unas 17.000 personas que llenaban la plaza de toros de Valencia, la actuación de Manuel Fraga como ministro de Información y Turismo, al encarcelar y desterrar a los participantes en el llamado contubernio de Múnich. Sin citar expresamente al dirigente de AP, Guerra señaló: "Los que ahora quieren entrar en Europa con prestigio, en el año 1962 nos encarcelaban y desterraban a los demócratas que nos declarábamos europeístas".En un tono vibrante, Guerra reconoció que la situación económica es todavía mala" pero insistió una y otra vez en la necesidad de avanzar en las reformas emprendidas por los socialistas. "Durante siglos, la derecha ha destruido los intereses del pueblo, y ahora nos exigen que arreglemos eso en cuatro años, y no es justo", comentó Entre continuas apelaciones al apoyo electoral el próximo 10 de junio, el líder socialista manifestó: "El Gobierno está aquí para defenderos a vosotros. Es vuestro Gobierno el que está aquí para apoyaros y para reclamar vuestro apoyo".

En un encuentro informal con los periodistas, celebrado antes del mitin, Guerra aseguró que los socialistas mejorarán sus resultados en las grandes ciudades, con respecto a los comicios de 1983, y agregó que se mantendrá el apoyo en las elecciones autonómicas. Asimismo declinó comentar qué tipo de política de alianzas abordaría el PSOE en el supuesto de perder la mayoría absoluta en algunas instituciones.

Solchaga critica a la Prensa

En Tafalla (Navarra), el ministro de Economía, Carlos Solchaga, afirmó en un mitin que "los periodistas atacan a los socialistas, sin nada más que una crítica destructiva. Éste es un país", agregó, según Efe, "donde la Prensa es tan solo de derechas y no hay una Prensa que sea progresista de verdad". En su opinión, "todos los editoriales de los periódicos, y con frecuencia tantos periodistas, venden su pluma a los intereses de los más conservadores".

En Bilbao, los socialistas vizcaínos, por boca de Ricardo García Damborenea, criticaron duramente al nacionalismo moderado y radical como caja de resonancia de la intolerancia que sufre el País Vasco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS