Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS ELECCIONES DEL 10 DE JUNIO

Adolfo Suárez califica de "absoluta mentira" la acusación socialista sobre la existencia de pactos con AP

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, se mostró ayer convencido de que el PSOE mantendrá tras las elecciones del 10 de junio "Gobiernos monocolor" en las autonomías y en los ayuntamientos donde ahora ostenta la mayoría. Antonio Hernández Mancha manifestó que es el CDS quien debe decidir si hay pactos poselectorales y con quién los realizá. Mientras, el líder de esta última formación, Adolfo Suárez, calificaba de "rigurosamente falso" y "absoluta mentira", la acusación hecha por dirigentes socialistas de que existen pactos entre su partido y Alianza Popular (AP).

Alfonso Guerra, que protagonizó anoche un mitin en la plaza de toros de Gijón, descartó la hipótesis de tener que establecer pactos con algún otro partido desde su perspectiva del mantenimiento de las mayorías, fruto de su "intuición" y "olfato político". Guerra no quiso comentar las declaraciones del presidente de AP, Antonio Hernández Mancha y despachó la respuesta con la siguiente frase: "Hernández Mancha, si no tira de don Manuel, aunque sean tiempos nuevos, no saca un voto".Guerra acudió ayer a Gijón a apoyar las candidaturas socialistas en Asturias y en el ayuntamiento guijonés siguiendo así su intensiva campaña, acelerada esta semana, para estos comicios, informa Anabel Díez. Pese a insistir en la existencia de pactos poselectorales entre el CDS y AP, el vicepresidente solo fue capaz de concretar uno para Castilla-León y remitió "a los afecta dos" para conocer otros acuerdos.

Mientras tanto, el presidente nacional de AP, Antonio Hernández Mancha, declaraba en Valencia que los pactos poselectorales capaces de arrebatar las alcaldías y gobiernos al PSOE dependerán de la iniciativa del CDS. Hernández Mancha comentó en una conferencia de prensa que "a quien hay que preguntarles si están dispuestos a negociar y con quién es al CDS, porque ese partido es el que se configura como una bisagra que actúa como esas puertas batientes que se abren tanto para la izquierda como para la derecha", informa Juan G. Ibáñez.

Fracaso del CDS

Hernández Mancha opinó que las encuestas prevén un cierto fracaso para el CDS en la medida en que los centristas "aspiraban a convertirse en la alternativa y en cambio se configuran como una bisagra". Pese a eludir una concreción sobre la formación de pactos poselectorales con el CDS, el presidente de AP reconoció implícitamente la probabilidad de llegar a un acuerdo con los parlamentarios suaristas en Castilla y León.

Tras defender que los comicios que mejor reflejarán las perspectivas de futuro son los convocados para el Parlamento Europeo declaró que del posible éxito de Fraga, como cabeza de la candidatura de AP, "nos vanagloriamos todos" y advirtió: "Del éxito de don Manuel al menos me toca un 50% porque fui yo quien le propuse para ese puesto".

Las acusaciones socialistas de la existencia de acuerdos entre la formación de Hernández Mancha y el CDS fueron calificadas ayer en Tenerife por el presidente de este último partido, Adolfo Suárez, como una "absoluta mentira", informa Carmelo Martín. "Son rigurosamente falsas y demuestran la falta de ideas del PSOE a la hora de atacarme", agregó Suárez.

El líder centrista no entró en detalles sobre las hipótesis de pactos postelectorales que se barajan tras los recientes sondeos electorales. El CDS aspira, según su presidente, a que, en cualquier supuesto de falta de mayorías absolutas, "las demás fuerzas políticas intenten aglutinarse" en torno al CDS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 1987

Más información

  • Guerra asegura que el PSOE mantendrá tras las elecciones los "Gobiernos monocolor" que tiene ahora