Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía y Castilla y León celebran el mayor número de procesiones de Semana Santa

/ ValladolidMás de 300 cofradías hacen sus desfiles procesionales durante la Semana Santa en las principales ciudades de Andalucía, región donde la celebración es especialmente intensa, sobre todo en Sevilla, donde a lo largo de la semana salen en estación de penitencia un total de 56 hermandades, con 102 pasos y una media de 500 nazarenos por cofradía, aunque sólo la Macarena lleva 2.000. También en Castilla y León la importancia y el número de procesiones de Semana Santa son enormes. El acto cumbre es la procesión general de la Sagrada Pasión del Redentor, que sale esta tarde del centro de Valladolid.

Tanto en la capital andaluza como en Valladolid la principal novedad ha sido este año que las mujeres han vuelto a salir de nazarenas, después de más de 50 años de ausencia en los desfiles procesionales. Ha sido la cofradía de la Vera Cruz, una de las más antiguas de la ciudad, la que se ha decidido a incorporar de nuevo a la mujer en la procesión. Fueron 20 las mujeres que salieron el Lunes Santo, día en que la Vera Cruz efectuó estación de penitencia. En Valladolid, ha sido la cofradía de la Oración en el Huerto una de las que ha incorporado mujeres cofrades.La Semana Santa en Castilla y León tiene su punto culminante en la procesión general de la Sagrada Pasión del Redentor que parte hoy a las 20.30 de la iglesia de las Angustias de Valladolid, informa Luis Miguel de Dios.

En Málaga, como cada Semana Santa, la cofradía de Jesús El Rico liberó el Miércoles Santo a Manuel Martínez, de 37 años, condenado en 1984 a 10 años de prisión por el asesinato del amante de su esposa. Martínez salió en procesión, tal y como establece la tradición.

Uno de los momentos más emotivos vividos en Sevilla durante esta Semana Santa fue, el miércoles, el homenaje póstumo que la Hermandad de San Bernardo rindió a José Portal, costalero muerto por insuficiencia cardiaca el año pasado mientras iba debajo de las trabajadoras del Cristo de la Salud.

También hay lugar para la sorpresa: el paso de palio (el que lleva a la Virgen) de la hermandad de Los Estudiantes rompió el estricto protocolo cuando, la tarde del Martes Santo, no se detuvo para saludar ante el palco de la presidencia municipal, a su paso por la carrera oficial. El miércoles, cofrades de Los Estudiantes visitaron al alcalde, el socialista Manuel del Valle, para disculparse por el malentendido.

Igualmente la política tiene su importancia. La ruptura de la Coalición Popular obligó al Grupo Socialista a ceder uno de sus puestos en el palco de la presidencia a un concejal del PDP, para que todos los partidos estuvieran convenientemente representados. Todos a excepción de los comunistas, que ningún año han aparecido por allí.

En la máxima procesión vallisoletana, de la sagrada Pasión del Redentor, decenas de miles de personas seguirán hoy en silencio el desfile de cerca de 30 pasos (todos los que recorren estos días la ciudad) acompañados de sus cofradías. Muchos de los espectadores habrán tenido que acudir varias horas antes a algún punto del itinerario para coger sitio y poder contemplar de cerca las impresionantes tallas en madera policromada realizadas por Juan de Juny, Berruguete, Gregorio Fernández y otros destacados imagineros de la escuela castellana. La belleza de estos pasos, que se guardan en el Museo Nacional de Escultura, y su valor artístico son los principales alicientes de una procesión que lleva a Valladolid el mayor número de turistas. El desfile dura más de tres horas.

Antes, a las doce de la mañana, será leído en la plaza Mayor el pregón de las Siete Palabras. El acto, uno de los más originales de la Semana Santa vallisoletana, se lleva a cabo a caballo y al son de tambores.

Casi a esa hora finaliza en Zamora una de las procesiones más famosas, la conocida popularmente como El Cinco de Copas. A las cinco de la madrugada de hoy salen nueve pasos de la iglesia de San Andrés para recorrer las principales calles de la ciudad. La procesión se detiene a las siete de la mañana junto a las Tres Cruces, para que cofrades y visitantes consuman en semicírculo las tradicionales sopas de ajo al amanecer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 1987

Más información

  • Las mujeres volvieron a salir de nazarenas