Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicente Calderón continuaba anoche en estado de coma

Vicente Calderón, presidente del Atlético de Madrid, continuaba anoche en estado de coma, en grado tres -dentro de una escala que va del uno al cinco, que supone ya la calificación de irreversible-, y presentaba síntomas discretos de descerebración como consecuencia de la hemorragia parenquimatosa frontal derecha con invasión ventricular que sufrió el pasado domingo, a las 13.30 horas, y que precisó una intervención quirúrgica de urgencia. Al dirigente rojiblanco, de 73 años de edad y decano de los presidentes de los clubes españoles de fútbol, se le había efectuado ayer una traqueotomía para facilitarle la respiración.

El doctor Emilio Ley, jefe del servicio de Neurocirugía del hospital de la Cruz Roja, de Madrid, anunció, en el parte médico que facilitó a las 19.25 horas, que la evolución general de Calderón, aun persistiendo su gravedad, podía considerarse favorable, puesto que su estado no había empeorado 24 horas después de habérsele intervenido el lóbulo frontal derecho. Ley indicó que sus constantes vitales tendían a estabilizarse, que su respiración era espontánea y que se había preferido sustituir la intubación endotraqueal por la traqueotomía, que, además, facilita la labor de limpieza de las vías respiratorias, si bien especificó que la broncopatía crónica de Calderón no había sido causa determinante de ello.

Ninguna droga

En su opinión, no era de esperar en las próximas horas modificación alguna en el estado clínico de Calderón, quien sería trasladado probablemente de la sala de reanimación a la unidad de vigilancia intensiva en el curso de la noche. Ley afirmó también que el presidente del Atlético no dejaría de estar muy grave hasta que recuperase la consciencia, lo que, en todo caso, ocurriría de forma muy lenta y gradual. A Calderón, dijo, no se le estaba suministrando ningún tipo de droga.Ley había manifestado por la mañana: "Si Vicente Calderón supera la situación crítica en que se encuentra ahora, puede recuperarse del todo, ya que las hemorragias cerebrales no siempre tienen la secuela de una hemiplejía o una lesión cerebral posterior".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de marzo de 1987