Los militares de la UMD reingresaron ayer en el Ejército

Los nueve militares expulsados de los ejércitos en 1975 por pertenecer a la Unión Militar Democrática (UMD) reingresaron ayer en el Ejército de Tierra -ocho de ellos- y en el del Aire -el noveno de los afectados-, al serles aplicada oficialmente, como lo habían solicitado, la ley de Rehabilitación de Militares Profesionales aprobada en diciembre del pasado año. El Boletín Oficial del Ministerio de Defensa publicó ayer las correspondientes órdenes ministeriales, por las que a los nueve ex miembros de la UMD se les reconoce el grado que les correspondía de haber continuado en activo durante estos años.

Tres de los militares, como habían solicitado, se han incorporado a la Escala Activa del Ejército de Tierra, en situación de disponibles forzosos, es decir, a la espera de que se les fije un destino determinado. Se trata del coronel Luis Otero Fernández (comandante cuando fue expulsado), y de los tenientes coroneles José Fortes Bouza y Restituto Valero Ramos (los dos eran capitanes cuando fueron expulsados).

En los tres casos citados, se les reconoce la antigüedad de la fecha concreta en la que hubieran ascendido a dichos grados si hubieran continuado en activo. Así, Otero es coronel con antigüedad del 22 de enero de 1985; Fortes es teniente coronel con antigüedad del 23 de julio de 1983, y Valero es teniente coronel con antigüedad del 18 de marzo de 1984.

En los últimos años, Otero ha sido jefe de informática de la Sociedad General de Autores; Fortes director de un colegio de enseñanza media de Pontevedra, y Valero estaba dedicada a negocios de exportación-importación con Venezuela.

Reserva transitoria

Los otros seis ex miembros de la UMD se han incorporado a la reserva transitoria, es decir, que se les han actualizado los grados, pero no se incorporarán al servicio activo. No obstante, cobrarán sus salarlos íntegros como si estuvieran en activo, al igual que ocurre con otros militares que se acojen a dicha situación. Se trata de los tenientes coroneles Jesús Martín Consuegra, Manuel Fernández Lago y Fermín Ibarra Renes, así como de los comandantes Antonio Herreros Robles, Fernando Reinlem García y José Ignacio Domínguez Marín, este último del Ejército del Aire. Todos ellos eran capitanes cuando fueron expulsados.Al haberse acogido a la misma ley de rehabilitación, Defensa ha reconocido el grado de capitán, aunque en la reserva activa a los tres alféreces que en 1973 fueron expulsados de la Academia de Infantería. Se trata de Francisco García García, Mario Fayos y Faustino Canga.

A estos alféreces -hoy ya capitanes- se les expulsó de la academia tras abrirles un expediente a raíz de supuestas actividades contrarias al régimen del centro militar. Entre las acusaciones, figuraba la de leer revistas críticas con el régimen franquista y libros de ideología izquierdista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de marzo de 1987.

Lo más visto en...

Top 50