Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La que te he liado"

Manuel Velázquez y Joaquín Quimet Rifé, protagonistas de la polémica jugada que lanzó a la fama a José Emilio Guruceta Muro el 6 de junio de 1970, vivieron ayer un día de asedio periodístico. Muchos informadores les preguntaron por aquella jugada que marcó la trayectoria deportiva de Guruceta.El Real Madrid había ganado el encuentro de ida de la semifinal de la Copa del Rey por 2-0 y una zancadilla de Rifé a Velázquez fuera del área, convertida en penalti, significó el empate, 1-1, y la clasificación del Real Madrid. Desde entonces, Guruceta no ha vuelto a pisar el Camp Nou porque el Barcelona ha mantenido su recusación.

Ese 6 de Junio ha marcado su biografía hasta límites insospechados. Guruceta fue tenido durante largos años como el mejor árbitro español, pero nunca estuvo presente en la fase final de un Mundial. Guruceta era considerado un personaje popular y un colegiado con carácter, pero esa firmeza le llevó, más que a los demás, al centro de la polémica.

Para Velázquez, aquella jugada no fue más que una anécdota: "Después de aquel partido, lógicamente, me volví a cruzar varías veces con Guruceta. Y la primera vez le dije simplemente: "la que te he liado". Y él se rió. Después se ha repetido bastantes veces la escena. La verdad es que para e que un pequeño desastre".

Velázquez sólo volvió a rememorar aquella jugada cuando, hace tres años, una emisora de radio quiso reunir a los protagonista. El jugador madridista se negó a ello: "Me parecía una burla para el árbitro". Mantiene que él pensó, en esos instantes, que la jugada fue penalti: "Al ser un1balón largo y ser Rifé más rápido que yo, me alcanzó. La cuestión es que aterrizamos en el área. Guruceta me ha parecido siempre una persona honesta y un gran árbitro. Siempre he comprobado que estaba bien preparado para dirigir los partidos. Por algo siempre la daban los compromisos difíciles".

"Muy honrado"

Rifé sólo tiene una frase para resumir aquel lance y sus consecuencias: "Sólo puedo decir que, en estos momentos, podría recitar un montón de nombres de árbitros que han hecho mucho más daño al Barcelona y que no son, sin embargo, ni la mitad de honrados que Guruceta".

Quimet defendió siempre que era un gran árbitro. "Muy honrado", dice. "Recuerdo", comentó el ex jugador y técnico azulgrana, "que el primer encuentro que nos dirigió fue en Riazor, frente al Coruña, y, empatamos a cero".

Rifé, siempre ha creído que Guruceta tuvo mala suerte aquella noche. "Él mismo ha reconocido posteriormente su error, pero jamás pudo sacarse esa mancha de encima". Y Quimet recuerda: "Fue un balón largo hacia Velázquez y los dos chocamos fuera del área. Guruceta, tan enérgico como siempre, señaló el punto de penalti. Fue una grave equivocación. Es más, no sólo fue fuera del área, sino que ni siquiera fue falta".

"A partir de aquel momento perdió los papeles, se complicó la vida y recuerdo que expulsó a Eladio por aplaudirle la señalización de la falta", advierte Quimet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de febrero de 1987