Oriol pide un nuevo marco de concertación entre el Gobierno y las eléctricas.

El Consejo de Administración de la patronal Unesa, integrado por los 21 presidentes de las compañías eléctricas, eligió ayer por unanimidad nuevo presidente de la asociación a Migo de Oriol, máximo responsable de Hidroeléctrica Española. Oriol sustituye a Juan Alegre Marcet, presidente de FECSA, cuya "dimisión, con carácter irrevocable", fue aceptada previamente. El nuevo presidente de Unesa planteó ayer la necesidad de un nuevo marcó de concertación entre la Administración y las eléctricas.

Alegre Marcet justificó su dimisión en que considera concluido un largo proceso de negociaciones con la Administración, en el que se han producido sustanciales cambios para el sector, como la nacionalización de la red eléctrica de alta tensión, la creación de Redesa y, sobre todo, la operación de intercambio de activos.Desechó rotundamente que en el momento elegido para la dimisión, inesperado tras su ratificación en el cargo hace tres meses, se hubiera producido la más mínima injerencia del Gobierno. La semana pasada -dijo- mantuvo una entrevista con el ministro de Industria, Luis Carlos Croissier, y el secretario general de la Energía, Fernando Maravall, y este tema ni se trató". El ministro fue informado formalmente ayer de la dimisión de Alegre y de su sustitución por Oriol, quien espera ser recibido en los próximos días.

La reunión del consejo para elegir a Migo de Oriol duró menos de una hora, lo cual demuestra la eficacia de las gestiones realizadas por los presidentes de las eléctricas el día antes para garantizar el consenso. En sus primeras declaraciones como nuevo presidente de Unesa, Oriol apuntó la necesidad de una nueva concertación entre la Administración y las eléctricas, dirigida "a asegurar un buen servicio público y definir los nuevos medios de producción" que garanticen el abastecimiento de la demanda. Aunque la estructura productiva existente servirá para asegurar el consumo hasta 1992 o 1993, "es necesario ir decidiendo inversiones para la próxima década".

Los problemas del sector, según Oriol, son el saneámiento, la retribución del capital y la escala de tarifas, asunto este .en vías de solución". Reconoció que hay compañías con problemas mayores, aunque no quiso pronunciarse sobre si eso implicaba terapéuticas de sa-. neamiento diferentes.

Íñigo de Oriol e Ybarra, de 51 años, que en octubre de 1985 sucedió a su padre, José María de Oriol y Urquijo, al frente de Hidroeléctrica Española, es el sexto presidente de Unesa. Precisamente toma el relevo a quien, en 1977, había sustituido a su padre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de enero de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50