Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Mario García Laguardia

Impulsor del proceso electoral democrático en América Latina

Jorge, Mario García Laguardia, guatemalteco de 53 años, es director ejecutivo, desde 1983, del Centro Interamericano de Asesoría y Promoción Electoral (Capel), con sede en San José de Costa Rica, organismo asesor de los Gobiernos en los procesos electorales democráticos que se están realizando en América Latina. Dispuesto a seguir impulsando la democracia "suceda lo que lo que suceda", cree que los últimos comicios en Latinoamérica constituyen un vuelco de la población, que ha votado contra la dictadura.

García Laguardia, fundador de la Escuela de Ciencias Política de la universidad de San Carlos de Guatemala y magistrado suplente del Tribunal Constitucional de ese país, cargo que aceptó "cuando desaparecieron del poder los militares y las fuerzas conservadoras", ha participado en el Simposio Internacional sobre Sistema Electoral y Representación Política de los Países Andinos, que se ha celebrado en Segovia, organizado por el Instituto de Cooperación Iberoamericana (ICI) y la Fundación Friedrich Ebert.En 1946 volvió a su país, después de una estancia en España investigando en los archivos la participación de los diputados centroamericanos en las Cortes de Cádiz. "Regresé", afirma, "muy pesimista y dolorido al pensar que la dictadura del régimen franquista iba a ser para siempre. Sin embargo, España ha dado el ejemplo de que se puede transitar a la democracia y acabar con la dictadura. Como españoles-americanos, este ejemplo nos alienta a seguir adelante. en la búsqueda de la democracia".

Bajo la dirección de Jorge Mario García Laguardia, el Capel ha trabajado para la celebración de elecciones en Guatemala, República Dominicana, Honduras, San José de Costa Rica y Ecuador. También el Capel ha estado presente con misiones de observación en otros procesos electorales realizados en los dos últimos años. En Guatemala esta institución desarrolló un programa de capacitación de cerca de 80.000 agentes electorales de áreas rurales. En Ecuador, Honduras y El Salvador, los miembros del Capel han asesorado en la técnica de los padrones electorales.

El profesor García Laguardia, antes de llegar a ser experto en Derecho constitucional, ejerció de periodista. Dirigió el periódico El Estudiante, que mantuvo una línea de oposición a la dictadura militar del coronel Carlos Castillo Armas, tras el derrocamiento, en 1954, del presidente Jacobo Arberiz. Esto le obligó a exiliarse en México, donde también trabajó en un medio informativo: la emisora de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la que fue vicedirector del Instituto de Investigaciones Jurídicas.

Que muchos procesos electorales en Latinoamérica hayan sido libres, según García Laguardia, ha sido debido a que los grupos oligárquicos y las élites dominantes, "específicamente las cúpulas castrenses militares", están presionadas por una política exterior influyente, que les obliga a dar marcha atrás en su práctica conservadora y a una permanente presión interna que ha encontrado un espacio abierto y que se ha volcado.

"En América Latina", dice García Laguardia, "cualquier intento de buscar la democracia fracasará si no se hacen las reformas de estructuras para suprimir la injusticia social, que es el problema más importante. Más que votar, hay que superar las desigualdades y las injusticias, aunque si lo hacemos a través de un régimen democrático la situación es mucho más adecuada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 1987