Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Castilla sólo reaccionó al final

El Castilla salvó en diez minutos un partido en el que, durante 80, había exhibido todos sus defectos habituales. El planteamiento blanco difería del clásico con Llorente en la media, Valdenebro y Martos en el centro de la defensa y Vilches como eje del ataque. Enfrente tenía a un equipo marrullero, torpe en el manejo del balón e inoperante en la ofensiva. La primera parte, con la ayuda de un árbitro asombrosamente malo, fue de las que hacen que el público desista de ir a los estadios.En la segunda, Santisteban colocó a Mel de delantero centro y retrasó a Viches a la media. El panorama no mejoraba y un más que discutible penalti señalado a Lopetegui terminó de emborronarlo para los de casa. El Cartagena no tenía mucho que oponer al empeño castillista, pero los nervios de los blancos y su mala colocación sobre el césped bastaron para mantener una victoria forastera y luego un empate que mostraban más que nada los deméritos de los locales.

Sin embargo, los últimos diez minutos de los blancos volvieron a ser como los añorados finales del Castilla, con un Vilches que despertó, tomó las riendas del equipo y se dedicó a enviar aperturas y cambios de juego. Sólo entonces brillaron las puntas, se movió el centro del campo y el Castilla consiguió, algo inédito en la temporada, un tercer gol.

Sestao, 2; Hércules, 0

En el otro partido de Segunda adelantado al sábado, el Sestao venció al Hércules por 2-0, con goles de Mendilíbar y Villarejo.

La jornada la completan los encuentros Barcelona Atlètic-Deportivo y Rayo-Málaga (ambos, a las 12.00), Castellón-Oviedo (a las 16.00), Bilbao Athlétic-Recreativo, Elche- Logroñés, Jerez-Figueres y Celta-Valencia (todos, a las 17.00).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 1987

Más información

  • SEGUNDA DIVISIÓN