Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS EFECTOS DE LAS ELECCIONES VASCAS

Avance constante de los partidos nacionalistas

El electorado vasco ha demostrado en los últimos diez años una tendencia creciente a articular su representación política a través de fuerzas cuyo ámbito de organización se limita al País Vasco. La división del nacionalismo en cuatro fuerzas políticas, Partido, Nacionalista Vasco (PNV), Euskadiko Ezkerra (EE), Eusko Alkartasuna (EA) y Herri Batasuna (HB), con acusadas diferencias entre ellas, ha absorbido la pluralidad, ideológica del electorado. El Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) es la única fuerza que ha sobrevivido a este proceso, asumiendo, tras el desastre de la derecha, la representación casi exclusiva de los partidarios de organizaciones políticas de ámbito español.Tan sólo en las primeras elecciones legislativas, en junio de 1977, los partidos de ámbito es pañol superaron en votos a los exclusivamente vascos. El nacionalismo, dividido entonces entre el PNV, EE y Euskal Sozialisten Biltzarra (ESB), sumó 389.516 votos. El PSE-PSOE era el partido más votado entre los de ámbito estatal, que sumaron 564.399 votos.

Las primeras elecciones democráticas fueron la primera y última ocasión en la que las fuerzas de ámbito español superaron a las nacionalistas. En las elecciones del pasado domingo, las fuerzas nacionalistas reunieron, por primera vez, más del doble de votos que las fuerzas no nacionalistas. Los cuatro partidos nacionalistas sumaron 773.328 votos, frente a los 346.924 que totalizaron el PSE-PSOE, Coalición Popular (CP) y Centro Democrático y Social (CDS).

Constitución y Estatuto

El PSE-PSOE obtuvo su mejor resultado en elecciones autonómicas, pero se mantuvo muy por debajo de sus resultados en las elecciones legislativas de 1982 y perdió unos 30.000 votos con respecto a las del pasado mes de junio. El censo contenía entonces 25.000 votantes menos.

En 1978, 479.205 electores se pronunciaron a, favor de la Constitución. En 1979, 831.839 electores aprobaron el estatuto de Gernika. La abstención en el referéndum estatutario fue de 644.105 electores; en el constitucional 859.427 electores se abstuvieron. El no a la Constitución se elevó a 163.191 votos, mientras que los partidarios del no al estatuto acapararon 47.529 votos. Entre aquellas consultas y las elecciones del pasado domingo se han incorporado cien mil personas al censo electoral.

El acusado incremento de las opciones que defienden el estatuto de Gernika recibe confirmación al comprobar que se ha reducido ostensiblemente el número de abstenciones en las elecciones autonómicas. Si en 1980, fecha de las primeras elecciones al Parlamento vasco, se registraba un récord abstencionista en las consultas electorales (40,57%), la participación el pasado domingo superó también a la de las elecciones vascas de 1984. Los abstencionistas sumaron el 28,9% del censo, tasa habitual en las consultas electorales.

El paulatino y constante incremento del voto nacionalista, solamente quebrado en las elecciones generales de junio del presente año, contiene en su seno una tendencia similar de Euskadiko Ezkerra y, hasta las dos últimas consultas, del Partido Nacionalista Vasco. Por su parte, HB evoluciona con pequeñas oscilaciones. El respaldo electoral más acusado lo recibe HB en las elecciones legislativas. El incremento de más de 41.000 votos de la coalición abertzale con respecto a las autonómicas de 1984 contrasta con la pérdida de unos 5.000 votos con respecto a las legislativas de 1986.

División regional

En las elecciones autonómicas de 1984, el PNV alcanzó su cima electoral, con 451.178 votos. La suma de los votos del PNV y de EA en las elecciones del pasado domingo es de 450.166 votos, mientras el censo incluía a cerca de 75.000 nuevos electores. El resultado más relevante para el PNV en la última contienda es, en cualquier caso, la profunda división regional. EL PNV obtuvo el 28,86% de los votos en Vizcaya, el 20,14% en Álava y el 16,03% en Guipúzcoa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 1986